05 Dic
viajes de empresa 7P

4 FAQs sobre el 7p y su impacto en las nóminas

En torno al 7p hay múltiples dudas que se les plantean tanto a las empresas como a las personas trabajadoras. Gestionar adecuadamente la exención, conocer los límites y cómo aplicarlo en la nómina es fundamental para evitar problemas con Hacienda. En este práctico artículo, Débora Alcalá, Asesora Laboral de SincroGO, resuelve 4 de las preguntas más habituales (FAQs) en torno a este beneficio fiscal.

Se acerca diciembre y, junto a las esperadas Navidades también se acerca el final del año fiscal para el Impuesto de la renta de las Personas Físicas (IRPF). Los últimos años han traído grandes cambios en el mercado laboral que vienen acompañados de nuevos temas de interés, tales como el teletrabajo o la desconexión digital, pero también (pasada la pandemia de Covid19) nos han devuelto los viajes de empresa, hecho causante del beneficio fiscal comúnmente denominado 7p.

El 7p es un beneficio fiscal que se otorga a los trabajadores que realizan actividades remuneradas en el extranjero. Se traduce una minoración en la base imponible del impuesto de la renta de las personas físicas, lo que se traduce en un aumento de líquido a percibir para quienes opten por esta modalidad de exención fiscal, es decir, “el trabajador cobrará más gracias a este beneficio”.

Una curiosidad es que su nombre se deriva directamente del artículo y párrafo en el que se incluye como una de las modalidades de rentas exentas, dentro de la Ley del Impuesto de la Renta de las personas físicas, aunque también se regula en el artículo 6 del real Decreto 439/2007, por el que se aprueba el Reglamento del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

La Agencia Tributaria establece los requisitos para su aplicación, que en resumidas cuentas serán que los trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en España, o un establecimiento permanente radicado en el extranjero y que el territorio en el que se realicen los trabajos aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF, no tratándose de un“paraíso fiscal”. Además, se establece un límite de rentas percibidas en el extranjero de 60.100€ anuales.

1. ¿Qué debemos hacer para aplicar estas exenciones?

Al resultar una disminución de la base imponible, es importante justificar y calcular las cantidades a aplicar. La propia agencia tributaria ofrece ejemplos de cálculo. La exención se puede aplicar directamente en nómina, donde el empleado encontrará el “beneficio fiscal” en el mes que corresponda.

En este sentido, se recomienda que la aplicación se realice en el mes en el que se haya realizado el desplazamiento o en el inmediatamente posterior con el fin de garantizar una gestión de nómina eficiente donde se aseguren las condiciones de aplicación en tiempo y forma.

2. ¿Cómo aplicamos en nómina este “beneficio fiscal”?

El importe del cálculo deberá traducirse en los días trabajados bajo estas condiciones y las retribuciones específicas percibidas bajo estos trabajos. Así, el cálculo de tales retribuciones se prorrateará en función de los días de efectiva actividad en el territorio extranjero.

En el recibo de nómina se generará un concepto que recogerá la cantidad exenta, y se minorará la base de IRPF en esta cantidad. Esto hará que el líquido a ingresar aumente de acuerdo a la disminución de esta base.

3. ¿Significa la aplicación del 7p que disminuirá mi porcentaje de retención?

Teóricamente no, puesto que estas rentas se reflejan como exentas y el porcentaje de retención debe contemplar las rentas previstas para todo el año. Al no saber con exactitud el número de días trabajando en el extranjero y la remuneración percibida por estos, el porcentaje de IRPF deberá basarse en las reglas de cálculo tradicionales, para tener la certeza de retener al trabajador con arreglo a la normativa.

4. ¿Qué otros límites existen?

Además de la exención dineraria de 60.100€, se debe tener en cuenta que la naturaleza del impuesto es anual, de enero a diciembre, y por lo tanto, no se pueden incluir bases exentas de una actividad anterior al año en curso. Es decir, que si el trabajador viajó en noviembre de 2022, debió incluir esta exención en el ejercicio de ese mismo año.

Y recuerde que si necesita asesoramiento en torno al 7p o en materia fiscal y contable, no dude en consultar con nuestro Equipo de Expertos para solicitar un presupuesto.

 

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos