18 Jul
FAQs fiscales 2023

Indemnización adicional a la legal en el marco de un ERE: ¿cómo afecta a la tributación?

En un procedimiento de despido colectivo firmado con acuerdo, se establece como indemnización por despido el importe de 45 días de salario por año de servicio y adicionalmente unos complementos indemnizatorios: prima lineal por edad y prima por pertenencia a colectivos en riesgo de exclusión social.

Se plantea a la Dirección General de Tributos cuál es la tributación de la indemnización por despido satisfecha: 45 días de salario por año de servicio y complementos indemnizatorios: prima lineal por edad y prima por pertenencia a colectivos en riesgo de exclusión social.

Asimismo, se plantea si es posible aplicar la reducción del 30% contemplada en el artículo 18.2 de la Ley del IRPF.

Tributación de indemnización superior a la legal en un despido colectivo

En su respuesta (Consulta Vinculante V1152-23, de 5 de mayo de 2023), la DGT señala lo siguiente:

La indemnización satisfecha por la extinción de la relación laboral en el marco del despido colectivo efectuado que comprende: 45 días de salario por año de servicio y los complementos: prima lineal por edad y por pertenencia a colectivos vulnerables, estará exenta de tributación con el límite del menor de:

– La cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores para el despido improcedente (33 días por año de servicio con un máximo de 24 mensualidades, según la redacción del artículo 56.1 del Estatuto de los Trabajadores, aplicable a los contratos suscritos a partir de 12 de febrero de 2012, y, para contratos formalizados con anterioridad a 12 de febrero de 2012, 45 días por año de servicio con el límite de 42 mensualidades).

– la cantidad de 180.000 euros.

Si la indemnización satisfecha excede de la cuantía que resultaría de aplicar los criterios anteriores, el exceso estará sujeto y no exento, calificándose como rendimiento del trabajo

Reducción del 30%

Razona la DGT que sí es posible aplicar el porcentaje de reducción del 30% previsto en el artículo 18.2 de la LIRPF, que establece:

“El 30 por ciento de reducción, en el caso de rendimientos íntegros distintos de los previstos en el artículo 17.2. a) de esta Ley que tengan un período de generación superior a dos años, así como aquellos que se califiquen reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, cuando, en ambos casos, sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo siguiente, se imputen en un único período impositivo.

Tratándose de rendimientos derivados de la extinción de una relación laboral, común o especial, se considerará como período de generación el número de años de servicio del trabajador.

En caso de que estos rendimientos se cobren de forma fraccionada, el cómputo del período de generación deberá tener en cuenta el número de años de fraccionamiento, en los términos que reglamentariamente se establezcan. Estos rendimientos no se tendrán en cuenta a efectos de lo establecido en el párrafo siguiente.

No obstante, esta reducción no resultará de aplicación a los rendimientos que tengan un período de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquél en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado la reducción prevista en este apartado.

La cuantía del rendimiento íntegro a que se refiere este apartado sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

Sin perjuicio del límite previsto en el párrafo anterior, en el caso de rendimientos del trabajo cuya cuantía esté comprendida entre 700.000,01 euros y 1.000.000 de euros y deriven de la extinción de la relación laboral, común o especial, o de la relación mercantil a que se refiere el artículo 17.2 e) de la LIRPF, o de ambas, la cuantía del rendimiento sobre la que se aplicará la reducción no podrá superar el importe que resulte de minorar 300.000 euros en la diferencia entre la cuantía del rendimiento y 700.000 euros.

Si la cuantía de tales rendimientos fuera igual o superior a 1.000.000 de euros, la cuantía de los rendimientos sobre la que se aplicará la reducción del 30 por ciento será cero.

A estos efectos, la cuantía total del rendimiento del trabajo a computar vendrá determinada por la suma aritmética de los rendimientos del trabajo anteriormente indicados procedentes de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades en las que concurran las circunstancias previstas en el artículo 42 del Código de Comercio, con independencia del período impositivo al que se impute cada rendimiento.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos