23 Nov

¿Puedo seguir siendo autónomo desde el extranjero (países de la UE)?

Parejas expatriadas, querer vivir un tiempo en otro país de la Unión Europea (UE), seguir trabajando y buscar nuevos clientes… son muchos los motivos por los que un trabajador autónomo puede plantearse irse al extranjero durante un tiempo. Si ese es tu caso, ¿qué debes tener en cuenta?

Te lo aclaran profesionales de nuestro Equipo Laboral & Fiscal de SincroGO, que resuelven casos como éstos en su día a día:

Lo primero: autónomos en España pero viviendo temporalmente en otro país de la UE

Para tu tranquilidad, en primer lugar, debes saber que es factible seguir siendo autónomo y estar de alta en el RETA en España y vivir un tiempo en otro país de la Unión Europea. ¿Y qué norma te aplica?

Pues bien, el Reglamento 883/2004, sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social (aplicable tanto a trabajadores por cuenta propia como a trabajadores por cuenta ajena).

A grandes rasgos, se te consideraría como un “Trabajador desplazado” y pueden darse distintas situaciones:

  • Ejercicio de la actividad en un solo país de la UE

La persona que ejerza normalmente una actividad por cuenta propia en un Estado miembro y que vaya a realizar una actividad similar en otro Estado miembro seguirá sujeta a la legislación del primer Estado miembro.

Eso sí, se exige como condición que la duración previsible de esa actividad no exceda de 24 meses.

La expresión «que ejerza normalmente una actividad por cuenta propia» se refiere a una persona que realiza habitualmente actividades sustanciales en el territorio del Estado miembro en el que está establecida.
En particular, la persona debe haber ejercido su actividad durante algún tiempo antes de la fecha de su desplazamiento. Se exige como mínimo un periodo de 2 meses de actividad por cuenta propia en el país de establecimiento.

  • Ejercicio de la actividad en 2 o más estados miembros

En el caso de ejercer normalmente una actividad por cuenta propia en dos o más Estados miembros se aplicará:
– la legislación del Estado miembro de residencia, si ejerce una parte sustancial de su actividad en dicho Estado miembro, o
– la legislación del Estado miembro en el que se encuentra el centro de interés de sus actividades, si no reside en uno de los Estados miembros en los que ejerce una parte sustancial de su actividad.
El centro de interés se determinará teniendo en cuenta el lugar donde se encuentre la sede fija y permanente de las actividades del interesado, el carácter habitual o la duración de las actividades que ejerza o el número de servicios prestados.

¿Qué trámites de Seguridad Social hay que hacer?

La solicitud se efectuará, en todos los casos, con el modelo TA.300. «Solicitud de información sobre la legislación de Seguridad Social aplicable

Es el modelo que tiene que rellenar el trabajador por cuenta propia que se traslade temporalmente a realizar su actividad a otro país y pueda seguir manteniendo su alta en el RETA de acuerdo con la norma internacional aplicable.

También se cumplimentará en el supuesto de realizar la actividad por cuenta ajena o propia simultánea o alternativamente en varios países de la Unión Europea, Espacio Económico Europeo y Suiza.

¡Importante!: En el caso de desplazarse a ejercer la actividad a Francia y sea aplicable el artículo 17 del Reglamento 1408/1971 ó el artículo 16 del Reglamento 883/2004, se debe adjuntar el «cuestionario CLEISS cuenta propia» cumplimentado en su totalidad.

Y en el caso de trabajadores por cuenta propia desplazados a Bélgica en aplicación del artículo 16 del Reglamento CE883/04, hay que rellenar el modelo “RETA Bélgica”.

Autónomos desde el extranjero: ¿Qué tengo que tener en cuenta en el plano fiscal?

Hay que tener en cuenta que las cotizaciones a la Seguridad Social y la tributación a la autoridad fiscal competente pueden tener normas distintas, dando lugar a situaciones como cotizar en un país y tributar en otro.

Para establecer el país donde se deben pagar impuestos a la autoridad fiscal (¿en qué país presento la declaración de la renta?), habría que analizar la normativa de cada país en materia de residencia fiscal.

Y en el caso de considerarse que se es residente en los dos países, habría que estudiar el convenio bilateral entre ambos países para evitar la doble imposición internacional.

En todo caso, los parámetros más habituales que hay que tener en cuenta a la hora de conocer la residencia fiscal son:

– Número de días que se permanece en un territorio.
– Dónde radican los intereses personales y económicos del sujeto pasivo.
– Lugar donde se tienen viviendas a disposición del contribuyente.
– Nacionalidad…

Y recuerda que si eres autónomo y necesitas asesoramiento sobre éste o cualquier otro tema de índole fiscal o laboral, no dudes en contactar con nuestro Equipo de Expertos para solicitar un presupuesto.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies