30 Nov
FAQs fiscales 2022

Autónomo youtuber desde España para una empresa extranjera: ¿cómo impacta en el IVA y el IRPF?

Actividades en YouTube y sus incidencias en el plano fiscal. Se pronuncia la Dirección General de Tributos en una reciente Consulta Vinculante sobre un autónomo que realiza vídeos y factura a una empresa ubicada en Irlanda.

El caso concreto planteado

Una consultante está dada de alta como autónoma tributando en el régimen de estimación directa simplificada en el IRPF.

Su actividad consiste en realizar unos videos que luego sube a una plataforma de internet (Youtube) gestionada por una empresa establecida en Irlanda que abona una contraprestación a la consultante.

La factura por dicha prestación de servicios la hace directamente la empresa establecida en Irlanda.

Plantea a la DGT:
1.) Tributación a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido de la citada actividad, así como la inclusión de la consultante en el Registro de operadores intracomunitarios como consecuencia de la misma.

2.) Tributación de tales rendimientos en el IRPF

La respuesta de la DGT (Consulta Vinculante V2594-21, de 25 de octubre de 2021)

IVA

La consultante tiene, a los efectos del impuesto, la condición de empresario o profesional y las operaciones efectuadas deben ser calificadas como prestaciones de servicios que estarán sujetas al IVA cuando se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del impuesto.

De conformidad con el escrito de la consulta, la consultante presta un servicio consistente en suministrar unos vídeos para su visionado a través de una plataforma de internet.

Pues bien, el servicio prestado consistente en suministrar un contenido audiovisual en formato electrónico para su visionado a través de una plataforma de internet tendría la consideración de un servicio prestado por vía electrónica.

Éste, recuerda la DGT, es el criterio reiterado de este Centro directivo en supuestos similares al planteado en la presente consulta (entre otras, la contestación vinculante de 16 de octubre de 2018, número V2741-18 y de 15 de abril de 2021, número V0932-21).

Asimismo, recuerda la consulta que, en relación con las dudas suscitadas sobre el lugar de realización de los hechos imponibles, entrega de bienes y prestaciones de servicios, la AEAT ha incorporado en los portales del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y Suministro Inmediato de Información del IVA (SII) un nuevo servicio de ayuda e información al contribuyente denominado “Localizador”

Este servicio está creado para resolver las principales dudas planteadas cuando el empresario o profesional realiza este tipo de operaciones con clientes o proveedores no establecidos en el territorio de aplicación del Impuesto.

En concreto, esta herramienta permite conocer el lugar de realización de las entregas de bienes, distinguiendo entre entregas interiores, intracomunitarias y con destino a terceros países.

En relación con las prestaciones de servicios, la herramienta indica dónde se localiza la prestación de servicios y, por tanto, si está sujeta al IVA, quién debe declarar el Impuesto devengado en la operación o cómo se declara en caso de que la prestación de servicios no esté sujeta en el territorio de aplicación del impuesto español.

También indicará si en la factura se debe o no repercutir el IVA.

2. IRPF

Partiendo de que la consultante es una persona física que tiene su residencia habitual en España según lo dispuesto en el artículo 9 de la de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, de la LIRPF, por lo que tiene la consideración de contribuyente por el IRIPF, deberá tributar en España en este impuesto por su renta mundial, con independencia del lugar donde se hayan producido las rentas y cualquiera que sea la residencia del pagador de las mismas, según se deriva del artículo 2 de la LIRPF.

Dicho artículo, recuerda la DGT, establece que “constituye el objeto de este Impuesto la renta del contribuyente, entendida como la totalidad de sus rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales y las imputaciones de renta que se establezcan por la ley, con independencia del lugar donde se hubiesen producido y cualquiera que sea la residencia del pagador”.

Por otra parte, los rendimientos procedentes de la propiedad intelectual pueden tener para los autores de la obra (literaria, artística o científica) una triple calificación a efectos del IRPF, ya que pueden considerarse rendimientos del trabajo, de actividades profesionales y de actividades empresariales.

En este sentido, de acuerdo con la normativa, los rendimientos de la propiedad intelectual percibidos por el propio autor tienen la consideración de rendimientos del trabajo, siempre que se ceda el derecho a su explotación.

No obstante, cuando la cesión de derechos de propiedad intelectual se realice en el ejercicio de una actividad económica, esto es, ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos, o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios, su calificación será la de rendimientos de actividades profesionales.

Finalmente, cuando el autor edite directamente su obra, los rendimientos se calificarán como derivados de actividades empresariales.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies