10 May
teletrabajo tras el fin del estado de alarma

El teletrabajo tras el fin del estado de alarma: ¿carácter “preferente”?

¿Cuál es la situación del teletrabajo tras el fin del estado de alarma, una vez pasado el 9 de mayo? Pues bien, hay que tener en cuenta que se aplica lo dispuesto en la Ley 2/2019, de 29 de marzo.

Esta Ley 2/2021, de medidas urgentes para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID19, vuelve a insistir en la necesidad de potenciar el teletrabajo en las empresas.

Una vez finalizada la prórroga del estado de alarma, las medidas contenidas en los capítulos II, III, IV, V, VI y VII y en la disposición adicional quinta de esta Ley se aplicarán en todo el territorio nacional hasta que el Gobierno declare la finalización de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Teletrabajo y otras medidas en empresas

En concreto, en el art. 7  de la Ley 2/2021 se establecen una serie de medidas para los centros de trabajo. En concreto:

Sin perjuicio del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales y del resto de la normativa laboral que resulte de aplicación, el titular de la actividad económica o, en su caso, el director de los centros y entidades, deberá:

a) Adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo, con arreglo a los protocolos que se establezcan en cada caso.

b) Poner a disposición de los trabajadores agua y jabón, o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida, autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos.

c) Adaptar las condiciones de trabajo, incluida la ordenación de los puestos de trabajo y la organización de los turnos, así como el uso de los lugares comunes de forma que se garantice el mantenimiento de una distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros entre los trabajadores.

Cuando ello no sea posible, deberá proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

d) Adoptar medidas para evitar la coincidencia masiva de personas, tanto trabajadores como clientes o usuarios, en los centros de trabajo durante las franjas horarias de previsible mayor afluencia.

e) Adoptar medidas para la reincorporación progresiva de forma presencial a los puestos de trabajo y la potenciación del uso del teletrabajo cuando por la naturaleza de la actividad laboral sea posible.

Qué significa esto

La ley no configura como una obligación para la empresa el teletrabajo, pero sí obliga a adoptar medidas de reincorporación progresiva, siendo el teletrabajo (en los puestos donde sea factible) la mejor herramienta para esa reincorporación.

Unido a lo anterior, hay que tener en cuenta que sigue siendo obligatorio, entre otros, garantizar la distancia mínima de seguridad de 1,5 metros entre trabajadores.

En este sentido, hay que tener en cuenta que si el espacio del centro de trabajo es reducido y es difícil o inviable cumplir esa distancia, el teletrabajo es una gran herramienta para posibilitar el cumplimiento de esta obligación.

A lo anterior hay que tener en cuenta que en caso de que se supere el famoso porcentaje del 30% en teletrabajo establecido en el RD-Ley de trabajo a distancia, hay que formalizar y registrar el Acuerdo de Trabajo a Distancia.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies