18 Mar
baja IT lumbalgia

Tribunal Supremo: los colegios privados no podrán recurrir al contrato de obra para actividades extraescolares o asignaturas no contempladas en nuevos planes de estudio

El Tribunal Supremo acaba de declarar nula la cláusula del Convenio de centros privados que permitía el contrato de obra para impartir asignaturas no comprendidas en nuevos planes de estudio o actividades extraescolares (sent. del TS de 5 de marzo de 2021).

En concreto, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de los apartados del artículo 17 del X Convenio colectivo nacional de centros de enseñanza privada de régimen general o enseñanza reglada sin ningún nivel concertado o subvencionado.

Dicha cláusula permitía la modalidad del contrato por obra o servicio determinado para impartir asignaturas no comprendidas en nuevos planes de estudio, actividades extraescolares y vigilancia de ruta escolar y/o comedor.

La AN declaró nula la cláusula (uso del contrato de obra) pero únicamente en lo tocante a la vigencia de rutas escolares o comedor.

En su sentencia, estima parcialmente el recurso de casación interpuesto por el letrado D. Ángel Martín Aguado, en nombre y representación de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras.

En su sentencia, casa parcialmente la sentencia recurrida, dictada el 11 de febrero de 2019 por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional y declara la nulidad del artículo 17 del X Convenio Colectivo  en cuanto a la mención que en él se hace de impartir asignaturas «no contempladas en los nuevos Planes», «impartir actividades extraescolares» y «vigilancia de ruta escolar y/o comedor».

El caso concreto enjuiciado

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional (AN) dictó sentencia, el 11 de febrero de 2019, en el proceso de impugnación de convenio colectivo seguido bajo el número 299/2018, en la que declaró la nulidad del
articulo (art.) 17 del X Convenio colectivo nacional de centros de enseñanza privada de régimen general o
enseñanza reglada sin ningún nivel concertado o subvencionado, exclusivamente en cuanto a la mención de
la «vigilancia de ruta escolar y/o comedor», desestimando la demanda en el resto de sus pedimentos.

Recurre el sindicato en casación y ahora el TS le da la razón en lo que respecta a impartir asignaturas no contempladas en los nuevos planes e impartir extraescolares.

Entre sus argumentos, destacan los siguientes :

El poder de dirección del centro educativo, además de someterse al régimen legal educativo, puede configurar su proyecto de una determinada manera, impartiendo materias docentes o no docentes que considere de interés para sus alumnos, en atención a los fines educativos o ideario que inspire el centro.

Ahora bien, deja claro el Supremo, esto significa que los medios humanos a los que acuda para atenderlas puedan someterse a normativa en materia de contratación que no se ajusten a las exigencias legales que les sean propias.

La temporalidad del contrato no puede venir determinada por el mayor o menor número de alumnos que vayan a recibir en cada curso escolar esa enseñanza pues se trata de un dato que no afecta la propia esencia o naturaleza de la actividad, sino a la mera conveniencia empresarial de prestarla.

Esto podría justificar, en el caso de que no se lograsen matrículas suficientes, acudir a la extinción contractual que permite el art. 52 e) del ET , pero difícilmente puede constituirse en razón determinante de que la actividad de que se trate, tenga «per se» carácter temporal.

Y lo mismo debemos concluir, advierte el Supremo, en relación con las actividades extraescolares que, para la sentencia recurrida, sirve el mismo argumento que dio para las asignaturas no contempladas en los nuevos planes de estudios.

Las actividades extraescolares que un centro educativo privado  decida impartir, aunque no está incluida dentro de lo que es la programación reglada docente o del contenido esencial de la misma, no se configuran como actividad con autonomía y sustantividad propia.

Esto es así pueseto que no deja de ser una enseñanza que se proporciona a los alumnos de forma voluntaria, sin limite temporal, no pudiendo venir determinado éste por el numero de los matriculados.

Como se ha dicho anteriormente, el número de asistentes a esas actividades extraescolares no afecta a la esencia de la actividad para la que se contrata al trabajador que va a llevarla a cabo.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies