08 Feb
acuerdos de trabajo a distancia

16 faltas de puntualidad en un mes: despido procedente

Se ratifica declaración de procedencia del despido disciplinario de un trabajador por faltas reiteradas de puntualidad. Los hechos que han quedado acreditados  y corresponde al empresario la determinación de la sanción a imponer de entre las establecidas en convenio, pudiendo aplicar directamente el despido (STSJ de Madrid de 10 de enero de 2024).

El caso concreto enjuiciado

Una empresa procedió a comunicar el despido disciplinario a un trabajador por faltas reiteradas injustificadas de asistencia.

El convenio colectivo de Sector de Limpieza de Edificios y Locales aplicable en el presente caso (BOCM 23 de marzo de 2019) califica como falta muy grave en su artículo 50.3:

a) Más de diez faltas injustificadas de puntualidad en la asistencia al trabajo, superiores a cinco minutos, cometidas en un período de tres meses o de veinte durante seis meses.

Y prevé como sanción para las faltas muy graves:

– Suspensión de empleo y sueldo de dieciséis a sesenta días.
– Despido.

El trabajador durante 16 días en el periodo transcurrido desde el 4 de noviembre de 2021 hasta el 7 de diciembre de 2021 incurrió en faltas de puntualidad, con retrasos de más de 20 minutos incluso algunos de casi una hora.

El trabajador conocía perfectamente el horario de inicio de la jornada, que era de 7 a 15 horas de lunes a jueves y de 7 a 14 horas los viernes; la empresa el 27 de septiembre de 2019 le había requerido para que cumpliera su horario indicándole que tenía que personarse en las oficinas de la empresa para recoger la furgoneta y entregarla en el mismo lugar al finalizar la jornada.

El trabajador el 31 de julio de 2020 interpuso una demanda de modificación sustancial de condiciones de trabajo porque la empresa no estaba respetando su horario finalizando el procedimiento judicial por desistimiento al reconocer la empresa su horario.

La sentencia: despido procedente. No cabe aplicar la doctrina gradualista

Se ratifica la procedencia del despido disciplinario.

Los hechos que han quedado acreditados quedan subsumidos en la falta disciplinaria indicada, pues se han acreditado un total de 16 faltas de puntualidad en un periodo de un mes, correspondiendo al empresario la determinación de la sanción a imponer.

No se aprecian causas que justifiquen la aplicación de la teoría gradualista como pretende la parte recurrente, puesto que llas faltas de puntualidad son reiteradas prácticamente a diario durante un periodo muy corto de tiempo, y siendo retrasos de veinte, treinta, y de hasta cincuenta minutos sin motivo justificado que pudiera atenuar la responsabilidad del trabajador.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos