15 Feb
sentencia despido disciplinario dar clases de coaching durante la baja

Acoso sexual: Hacer comentarios obscenos y bromas sexuales basta para declarar la procedencia del despido

Comentarios obscenos, bromas sexuales, explicación de fantasías sexuales, rumores sobre la vida sexual de las personas, comentarios groseros sobre el cuerpo, explicación de preferencias sexuales son ejemplos de acoso sexual de palabra que constituyen una conducta lo suficientemente grave como para justificar la declaración de procedencia del despido (STSJ de Madrid de 22 de diciembre de 2023).

La empresa tenía un Plan de Acoso y se articuló el procedimiento  establecido en dicho plan.

El caso concreto enjuiciado

Mediante carta de fecha 21-4-2022, la empresa comunicó al demandante despido disciplinario por acoso sexual ( artículo 54.2 g)ET ) con efectos de ese día 21-4-2022.

Se le imputa comisión de una serie de hechos que resultan constitutivos de incumplimientos muy graves tipificados como tales en los artículos 70.3,k) del convenio colectivo general de ámbito estatal para el sector de entidades de seguros, reaseguros y mutuas colaboradoras con la seguridad social y 54.2,g) del Estatuto de los trabajadores .

Las causas que fundamentan esta decisión son las siguientes:

La empresa tuvo conocimiento el pasado dia 21-3-2022 de una serie de hechos protagonizados por usted cuya denuncia de los mismos fue trasladada por D. Claudio en calidad de su cargo como jefe de servicios de la compañía en las instalaciones de nuestra compañía a raíz del testimonio de la trabajadora Dª Joaquina alertando sobre unos episodios que, por su naturaleza y gravedad, dieron origen a la apertura de un expediente de investigación con fecha 22-3-2022 en aplicación del protocolo de acoso laboral de la compañía y el artículo 97 del convenio de aplicación, habiéndose emitido el informe con las conclusiones de la inspectora designada el día 1 de abril.

De las diligencias de prueba practicadas en el seno del Expediente de investigación sustanciado, la compañía ha podido constatar que usted lleva manteniendo de forma repetida en el tiempo una serie de conductas y comportamientos altamente reprochables con la limpiadora que presta servicios en nuestras instalaciones Dª Joaquina  y que por su gravedad estarían suponiendo una situación de hostigamiento y acoso de carácter sexual, incompatible con los principios y valores de esta Empresa.

Las imputaciones que han dado origen a la presente son las que se detallan a continuación: con carácter habitual desde que la trabajadora Dª Joaquina comenzó a prestar servicios en la compañía a medidos de 2021, usted le ha estado dirigiendo comentarios inapropiados en el ámbito profesional de contenido sexual, entre ellos, «que bien que vengan chicas como tú a trabajar en la empresa», «que guapa eres», «que buena estas, «que lindo culo tienes».

Igualmente usted acostumbraba a referirse a la trabajadora con expresiones poco propias de un ambiente de trabajo, como bajo el nombre de «cari», al mismo tiempo que resulta frecuente que usted le manifestase rimas de contenido soez, algunas de ellas con referencia al miembro viril como «¿sabes que es una muca? Una polla con peluca».

Tales situaciones desagradaban a la trabajadora, haciéndose lo ella saber en repetidas ocasiones sin que usted cesase en tales conductas.

Asimismo usted durante la jornada de trabajo buscaba el encuentro de la trabajadora en las instalaciones del centro para hablar con ella, incomodando manifiestamente a la misma.

La trabajadora nuevamente, lejos de manifestar su agrado, intentaba esquivar sus conversaciones limitándose a escuchar mientras continuaba con sus labores.

Para un mayor nivel de reproche, con carácter habitual desde finales del verano de 2021 y de forma reiterada usted se ha dedicado a mandar a la trabajadora a su número de teléfono personal ( NUM000 ) mensajes de wasap sin su consentimiento ni aprobación, desde un dispositivo móvil con número NUM001 que se relaciona con usted y consta de su propiedad

En este sentido, los mensajes de wasap que usted remitía a Dª Joaquina tenían un carácter comprometido de alto contenido sexual, como por ejemplo: 17-2-2022, a las 19:00 horas: «Cari cuando llego a casa te mando cosas…estas bastante guapa…bss (emoticonos de besos)», 21-2-2022 a las 18:06 horas: » Matilde te está mirando ese rico culito que tienes a lo mejor haces trenza con ella… (emoticonos de besos y sonrisas)».

Es de aplicación el Convenio colectivo de ámbito estatal de entidades de seguros, reaseguros y mutas de accidentes de trabajo

La sentencia: despido procedente. Acoso sexual. Comentarios obscenos

Se ratifica la declaración de procedencia del despido al entender que los hechos han quedado acreditados y revisten la suficiente gravedad como para justificar el despido disciplinario.

Por un lado, señala el TSJ que el acoso sexual está considerado una conducta violenta en el trabajo que puede constituir un incidente aislado o comportamientos más sistemáticos. Comentarios obscenos, bromas sexuales, explicación de fantasías sexuales, rumores sobre la vida sexual de las personas, comentarios groseros sobre el cuerpo, explicación de preferencias sexuales, son ejemplos de acoso sexual de palabra.

Por su parte, llevar a cabo miradas al cuerpo fuera de tono, gestos obscenos, cartas, mensajes de móvil, notas, fotos dibujos con contenido sexual constituyen ejemplos de acoso sexual no verbal.

Y por último se encuentra el acoso sexual físico, por medio de actos como, a modo de ejemplo, la proximidad excesiva, pellizcar, buscar encuentros a solas, tocar, masajear de forma indeseada, tocar intencionada o accidentalmente las partes sexuales del cuerpo ( TSJ Madrid 15-3-19, rec. 933/2018).

La carta de despido imputa al recurrente unos comportamientos concretos; como bien indica el juzgador de instancia, tras una detallada valoración de la prueba practicada, «La empresa ha demostrado el comportamiento de acoso sexual realizado por el trabajador de una manera continuada en el tiempo, con el detalle de fechas y de la persona que sufre el acoso.

La empresa ha demostrado igualmente los mensajes y los videos pornográficos enviados por el trabajador de manera continuada a Dª Joaquina y recogidos en la carta de despido

Resulta incuestionable, por ello, que a tenor del relato fáctico de la sentencia de instancia los hechos se producen en relación a una compañera de trabajo y en el ámbito laboral .

Tales hechos cabe calificarlos como de comportamiento verbal manifestado en notorios excesos verbales y son los suficientemente graves, atendiendo al conjunto de las circunstancias concurrentes, en el entorno laboral a que se circunscriben, por su intensidad, reiteración y efectos, pudiendo calificarse como un «comportamiento, verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo», debiendo calificarse el despido como procedente.

Y dada la reiteración de conductas, muchas de ellas cometidas durante la jornada de trabajo, tal y como pudieron de manifiesto los testigos no cabe afirmar que el poder disciplinario del empleador deba resultar ajeno a tales conductas.

Por todo ello, se ratifica la declaración de procedencia del despido.

Recordatorio: obligación de elaborar el plan frente al acoso

Recordamos nuevamente desde SincroGO que todas las empresas están obligadas a elaborar e implantar un protocolo frente al acoso (sea cual sea el número de personas trabajadoras en plantilla).

Y al elaborar el protocolo frente al acoso hay que tener en cuenta lo que pueda dispone el convenio colectivo de aplicación. Muchos establecen plazo para realizar la investigación, composición de la comisión de instrucción; algunos establecen un procedimiento informal (para casos más leves) y uno formal…

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos