13 Mar
despido tras anunciar paternidad nulo

Continúan las sentencias de TSJ declarando nulos los despidos de baja por enfermedad (Ley 15/2022)

Como hemos explicado en El Blog de Sincro, a la espera de que se pronuncie el Tribunal Supremo, tenemos ya muchas sentencias de diversos TSJ declarando nulos los despidos de baja por enfermedad en aplicación de lo dispuesto en la Ley 15/2022.

Aunque los TSJ coinciden en señalar que no existe una nulidad objetiva o automática, es decir, que no todo despido de baja por enfermedad debe ser declarado nulo, el quid de la cuestión (a la espera del TS) está en entender cómo opera la carga de la prueba y qué se entiende por «indicio» de que la razón real del despido es la situación de incapacidad temporal.

Hoy analizamos esta sentencia del TSJ de Galicia en la que se ratifica la nulidad del despido de un trabajador por bajo rendimiento cuyo despido se produjo estando de baja por incapacidad temporal (STS de Galicia de 29 de enero de 2024).

El caso concreto enjuiciado

El trabajador, en fecha 27 de septiembre de 2022 sufrió un accidente de tráfico con el vehículo de la empresa, calificado como contingencia laboral y causando baja por incapacidad temporal hasta el 29 de diciembre de 2022.

A continuación, pasó a disfrutar sus vacaciones anuales

Sin tan siquiera reincorporarse, el 19 de enero de 2023, por la demandada se le entregó carta de despido disciplinario cuyo tenor literal es el siguiente:

«…… Por medio de la presente, la Dirección de esta empresa lamenta tener que comunicarle que ha tomado la decisión de proceder a su despido con efectos desde la entrega de la presente comunicación, y ello, al amparo de lo dispuesto en el artículo 54.2 e) del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, asi como el artículo 74.13 del Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad al haber incurrido en falta laboral de carácter muy grave por los hechos cometidos que pasamos a indicarle.

En concreto, se produce el despido disciplinario alegando bajo rendimiento.

La sentencia: despido nulo. Ley 15/2022

Tanto el JS como el TSJ entienden que no se han considerado acreditados los motivos del despido y que, en aplicación de lo dispuesto en la Ley 15/2022 el despido debe ser declarado nulo (enfermedad como causa de discriminación).

Respecto a la posible nulidad del despido, razona el TSJ que hay que tener en cuenta que no se ha modificado el Estatuto de los Trabajadores por lo que entendemos que el despido de un trabajador en situación de baja médica no constituye una causa de nulidad objetiva o automática del art. 55-5 ET, y el trabajador deberá acreditar la posible conexión entre la extinción del contrato y su enfermedad, o por lo menos proporcionar algún indicio de ello. Por tanto, no cabría aplicar la automaticidad de la nulidad tal como sucede por ejemplo en el despido de la trabajadora embarazada.

A estos efectos, debe entrar en juego la doctrina constitucional sobre la carga de la prueba cuando se alegue vulneración de derechos fundamentales; esto es, corresponde al trabajador aportar un indicio probatorio de que el empresario le ha discriminado por razón de su enfermedad, es decir que el despido se fundamenta esencialmente en la situación de baja médica; y acreditado el indicio, corresponde a la empresa probar que la verdadera causa del despido es ajena a la vulneración de derechos fundamentales ( STS 21-2-18, rec 842/16).

Dicha doctrina se recoge expresamente en el art. 30-1 de la citada Ley:

«De acuerdo con lo previsto en las leyes procesales y reguladoras de los procedimientos administrativos, cuando la parte actora o el interesado alegue discriminación y aporte indicios fundados sobre su existencia, corresponderá a la parte demandada o a quien se impute la situación discriminatoria la aportación de una justificación objetiva y razonable, suficientemente probada, de las medidas adoptadas y de su proporcionalidad».

Por tanto, estamos ante la misma situación que se encontraba ya prevista en el art. 181 de la LRJS, y acerca de las reglas sobre la carga de la prueba en estas cuestiones existe muy abundante doctrina del Tribunal Constitucional, a la que nos remitimos.

Y teniendo en cuenta lo señalado, la situación de baja por IT del trabajador no es una circunstancia ajena a la decisión extintiva, y se aprecia la conexión entre la enfermedad sufrida por el demandante pues tras ella no llegó a incorporarse a su puesto de trabajo y el despido acordado por la empresa, por lo que la declaración de nulidad del despido es la ajustada al supuesto de autos, lo que determina la desestimación del recurso de suplicación interpuesto.

Por todo ello, se desestima el recurso de la empresa y se ratifica la declaración de nulidad.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos