10 Abr
sentencias laborales 2021 retribución variable

Declarada nula una msct de un trabajador que se quejó en Facebook sobre las medidas de su empresa en torno al Covid-19

El TSJ de Asturias ratifica la declaración de nulidad de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo (en concreto, cambio de centro) cuya causa estuvo motivada por las quejas vertidas en Facebook sobre la falta de medidas de la empresa en torno al Covid-19 (sent. del TSJ Asturias de 19 de enero de 2021).

En concreto, se declara nula la modificación sustancial comunicada en fecha 12 de mayo de 2020 por vulneración del derecho a la libertad de expresión, declarando además que con dicha medida se han vulnerado sus derechos fundamentales, debiendo la empresa abonarle una indemnización de 6.251 euros.

El caso concreto enjuiciado

El trabajdador presta servicios por cuenta y bajo la dirección de la empresa demandada con categoría de vigilante
de seguridad desde el 1 de noviembre de 1999 y sin condición de legal representante de los trabajadores. Está afiliado al sindicato Comisiones Obreras.

Rige la relación laboral el convenio colectivo de empresas de seguridad.

En fecha 11 de mayo recibió burofax en el que se le comunica sanción de suspensión de empleo por falta muy grave.

En fecha 12 de mayo recibe nuevo burofax en el que se le comunica la modificación sustancial de sus
condiciones de trabajo (en concreto, cambio de centro de trabajo).

Las razones de este cambio, argumentaba la empresa, están relacionadas «con las necesidades operativas derivadas del requerimiento por parte de nuestro cliente (…) para que sea Ud. relevado del mismo, por pérdida de confianza y por incumplimiento dé las normas operativas del servicio.

La confianza de nuestros Clientes en el desarrollo de nuestra actividad es una pieza esencial del valor de nuestro trabajo, tanto individual como colectivamente».

El representante de los trabajadores perteneciente al mismo sindicato del trabajador, remitió al responsable de seguridad un correo en fecha 25 de marzo de 2020 en el que comunicaba su inquietud por las medidas y protocolo de seguridad con ocasión del COVID.

El trabajador publicó en su perfil en Facebook diversos comentarios y quejas sobre la falta de medidas adecuadas / protocolo frente al Covid19. Entre otros:

«Casta empresarial española asturiana, día 1 crisis covid estado de alarma dar epis de protección a su personal
no menospreciando al que los solicita. Enviar personal innecesario a su domicilio no. Cometer personal a ere
erte si cuando se trata de ganar dinero casta empresarial igual a (emoticonos de vómito)».

El día 17 de marzo de publica: «cada día de confinamiento que veo a los trabajadores de este país en sus puestos de trabajo sin protección adecuada la empresa asturiana me produce un profundo y visceral ASCO.

Eso si las cartas grandilocuentes, lecciones de moralidad sí, pero desde casa. Claro. Siempre hubo héroes y
miserables. Cierra intervención más arcadas (añadiendo emoticono)».

En fecha 17 de marzo «mascarillas guantes y gafas precio total de venta al público 6 euros, no se si entendéis
por donde voy».

El día 17 de «me deja perplejo que las empresuchas de mierda sigan enviando comunicaciones a sus trabajadores indicando que son colectivo bajo de riesgo. Incluso cuando hay contagios en su centro.

Un día empresarios de mierda tenéis que decirnos cómo se contagiaron los 12,00 compatriotas y más de 5500 muertos».

El 21 de marzo realiza nueva publicación en la que tras anunciar el envío de EPIs por parte de sus supervisores, acompaña fotografía de muñecos de peluche. Añade que «la mezquindad humana quitando hierro y menospreciando nuestras familias es de delito penal».

En fecha 22 de marzo dice que los que deciden no entregar equipos de protección son gentuza.

En día no especificado y acompañando de una fotografía de lo que resulta el exterior de la compañía y otra de un hospital señala «mientras en una se celebra hoy el abandono de la UCI a planta de una paciente del covid 109 en plantas industriales de multinacionales asentadas en Asturias hoy se celebra el día normal de trabajo. Delito penal».

La sentencia

El TSJ ratifica la declaración de nulidad de la modificación sustancial por vulneración del derecho fundamental de libertad de expresión.

El recurso de suplicación interpuesto por la empresa plantea, en primer término, si éste ha de ser rechazado sin más argumentación que la de haberse admitido la declaración de nulidad de la modificación de las condiciones laborales impuesta y que fue declarada nula en la instancia por haberse vulnerado el derecho de libertad de expresión,  vulneración que ataca la empresa vía suplicación.

Podemos encontrarnos ante una disyuntiva, señala el TSJ: considerar que se está accionando contra una vulneración de derechos fundamentales a la que se acumula una modificación de condiciones de trabajo o lo inverso, una modificación a la que se acumula la vulneración del derecho.

Realmente, la pretensión del demandante se articuló sobre un supuesto de modificación de condiciones de trabajo con vulneración de derechos fundamentales, del derecho a la libertad de expresión entre otros.

La modificación contra la que se acciona es consecuencia del ejercicio de un derecho fundamental, así lo entiende el trabajador y así lo entiende la Juzgadora.

El empresario, señala el TSJ, se conforma con tal pronunciamiento y como consecuencia de ello, acepta que se ha producido una modificación sustancial de las condiciones de trabajo y no solo que ésta no está justificada sino que la justificación es el ejercicio de un derecho fundamental como del pronunciamiento de instancia así resulta.

No cabe deslindar un pronunciamiento de otro y no cabe admitir que la modificación es nula por vulneración del derecho a la libertad de expresión y al mismo tiempo que no se ha producido tal vulneración.

 

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies