14 Mar
despido tras anunciar paternidad nulo

Declarado procedente el despido del responsable de un local por permitir que una trabajadora hiciese menos jornada laboral

Cuando un empleado es responsable de verificar que los empleados a su cargo cumplan la jornada establecida, cabe su despido disciplinario por permitir (de forma reiterada) el incumplimiento de la jornada laboral ratifica la procedencia del despido) (STSJ de Madrid de 7 de febrero de 2024).

Razona la sentencia que permitir que una trabajadora incumpla de forma habitual su jornada, en la forma tan excesiva en que lo hacía la Sra. Consuelo , sin ponerlo en conocimiento de la empresa, supone una clara trasgresión de la buena fe contractual y un abuso de confianza que constituye un incumplimiento grave y culpable, que justifica el despido.

El caso concreto enjuiciado

Entre los cometidos del trabajador figura establecer los descansos diarios y semanales del personal, así como recepcionar los partes de baja que deben entregarse a la gerencia.

Los empleados del local, bajo la supervisión del actor, disfrutaban de media hora diaria para comer, sin que dicha media hora fuese recuperada al final de la jornada (testifical de Carmen y Catalina ).

Que, con conocimiento y aquiescencia del trabajador, la empleada Consuelo , que tenía una jornada de 35 a 40 horas semanales, realizó los turnos de trabajo que se relacionan en el documento 5 de la demandada y se dan por reproducidos (documental 5 demandada).

El día 10-03.22 el empleado Arcadio remitió un email a la empresa narrando que una persona con contrato de 40 horas (refiriéndose a Consuelo ) no trabajaba ni 20, que siempre libraba los fines de semana y adjunta fotos de los fichajes de los trabajadores los días previos (doc. 2 de la demandada y testifical de Arcadio ).

El día 25.03.22 al marcharse del restaurante -tras comunicarle su jefe Bienvenido que cogiese unos días de vacaciones obligadas- el trabajador se dirigió a la encargada Catalina y le solicitó que emitiese tickets por valor de 70 euros, a lo cual la encargada se negó.

El día 01.04.22 el trabajador recibe burofax en su domicilio donde la empresa le comunica que en base a las facultades que a la misma le reconoce el V Acuerdo Laboral Estatal para el Sector de Hostelería (publicado en el B.O.E. 21-05¬2015. Código 99010365011900), ha tornado la decisión de despedirle disciplinariamente, con efectos de 03.04.22.

La sentencia del TSJ de Madrid: despido procedente. Permitir incumplir la jornada de trabajo de forma reiterada

El TSJ de Madrid desestima el recurso interpuesto por el trabajador y ratifica la declaración de procedencia del despido.

En cuanto a los hechos imputados al trabajador, tal y como recoge la juzgadora a quo, son los siguientes:

«- Conceder trato de favor a una empleada permitiendo que cumpliese solo parcialmente su jornada de cuarenta horas y que librase más fines de semana que el resto de sus compañeros.

– Conceder media hora para comer a los empleados sin recuperar esa media hora al inicio o al final de la jornada.

– Sustraer 250 euros de la caja y pretender hacer cuadrar la misma haciendo pagos en efectivo el día 25 de marzo en que le comunicaron que debía disfrutar de sus vacaciones.

– No entregar a la gerencia los partes de baja de la empleada respecto de la cual existía un trato de favor.»

Razona la sentencia que consta acreditado que la trabajadora Consuelo , desde el 6 de diciembre de 2021 (sic, debiéndose entender 2022) hasta el 19 de marzo de 2023, realizó turnos de trabajo semanales que fueron de 9 horas (semana del 12 de diciembre), de 13 horas (semana del 19 de diciembre), de 8 horas (semana del 16 de enero), de 7 horas (semana del 23 de enero) e incluso de 4 horas (semana del 13 de febrero) cuando su jornada era de 35 horas semanales y posteriormente de 40 horas.

Los cuadrantes reflejan que ni una sola semana llegó a las 35 horas, la más extensa fue la del 13 de marzo, de 32 horas, cuando debía realizar 40.

Y, hemos de convenir con la juzgadora a quo, que este hecho, en sí mismo, justifica el despido, porque es un claro trato de favor a una trabajadora por pare del trabajador que, consta igualmente acreditado, era el gerente y tenía que controlar que los trabajadores cumpliesen los horarios, siendo indiferente que por encima de él hubiera otra persona, porque lo relevante es que el actor eran quien debía efectuar dicho control y no lo hizo, del mismo modo que no es trascendente el que la trabajadora referida haya justificado algunos días de ausencia, porque lo relevante es la reiteración en el incumplimiento de su jornada con la aquiescencia del demandante y sin conocimiento de la empresa.

La juzgadora a quo no considera acreditada las imputaciones relativas a la concesión a los trabajadores de media hora para comer, ni la falta de entrega de los partes de baja ni si fueron correctos los movimientos de caja del día 25 de marzo, aunque valora estos dos últimos hechos de forma no muy clara, lo que es irrelevante para el resultado del pleito, porque ya indica la sentencia con rotundidad que permitir que una trabajadora incumpla de forma habitual su jornada, en la forma tan excesiva en que lo hacía la Sra. Consuelo , sin ponerlo en conocimiento de la empresa, supone una clara trasgresión de la buena fe contractual y un abuso de confianza que constituye un incumplimiento grave y culpable, tipificado en el artículo 54.2.d) del Estatuto de los Trabajadores que justifica el despido, que, por tanto, es procedente conforme a lo dispuesto en el artículo 55.4.

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos