15 Feb
fijos discontinuos despido o suspensión

Desestimada la demanda de despido de un fijo discontinuo tras el cierre de la estación de esquí por el estado de alarma

Comunicar a un fijo discontinuo la finalizado de la temporada por la declaración del Estado de Alarma no permite interponer una demanda de despido. El contrato no se ha extinguido, sino que se ha suspendido.

Razona la sentencia que la comunicación remitida al trabajador (con fecha 22 de marzo de 2020) dando por terminada la temporada de esquí 2019/2020, no manifiesta despido, sino cese de la actividad por finalización de la temporada con la consiguiente suspensión de la relación fija discontinua que ligaba a las partes para su reanudación en la siguiente temporada.

El TSJ de La Rioja ratifica en su sentencia (de fecha 2 de diciembre de 2020) la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social que desestimó la demanda de despido.

El caso concreto enjuiciado

En la estación presta servicios personal fijo y personal fijo-discontinuo, cuyo llamamiento se efectúa de forma progresiva y según su puesto de trabajo, para preparar la estación en orden a la práctica deportiva de esquí y su cierre una vez finalizada.

La temporada de esquí  está supeditada a las circunstancias climatológicas y existencia de nieve en cantidad y calidad suficiente para ello.

El trabajador reanudó su prestación de servicios en la temporada 2019-2020 el 24.01.2020.

La estación abrió al público para la práctica del esquí el 25.01.2020.

A partir mediados de febrero continuó abierta solo para uso turístico y a la espera de nuevas nevadas, habiendo devenido las pistas inesquiables por el deshielo.

Con fecha 29.02.2020 el gerente de la demandada acordó con la RLT una modificación del calendario
laboral por causa de fuerza mayor.

La estación permaneció cerrada al público desde el 13 de Marzo por el brote de coronavirus.

Con fecha 22.03.2020 la gerencia informó al Consejo del cierre de temporada.

Al trabajador se le comunicó vía SMS y el 23.03.2020 que daban por finalizada la temporada de esquí 2019/2020 en los siguientes términos:

» Manteniendo la estación cerrada desde el pasado día 13 la dirección de Valdezcaray os comunicamos que con fecha 22 de marzo se procede a dar por finalizada la temporada de esquí 2019/2020.

Agradecemos vuestro trabajo durante esta campaña tan complicada y esperamos una nueva temporada con ilusión para el año que viene. Muchas gracias».

Con esa fecha causaron baja todos los trabajadores fijos-discontinuos con una única excepción: Dª Aurelia ,
trabajadora a la que se efectuó llamamiento en esta temporada el 1.12.2019 y mantuvo hasta el 15.05.2020
(en la comunicación remitida al SPEE el 29.11.2019 se indicaba que fecha de término la del 31.05.2019).

También en Mayo (el 24.05.2020) causó baja otro trabajador (D. Joaquín ), vinculado a la empresa con contrato
eventual (cod. 402).

En todos los casos el código por el que se cursó la baja era el 54 (baja no voluntaria por otras causas).

El resto de personal que permaneció en alta tras el 22.03.2020 es personal fijo de la estación (contrato 100).

El trabajador demandó por despido.

La sentencia

Se desestima la demanda de despido al entender que en ningún caso se desprende de la actuación de la empresa su intención de extinguir el contrato.

Lo que se ha producido es una suspensión y por lo tanto, la relación sigue vigente (manteniéndose la obligación de llamamiento para la siguiente temporada).

Recuerda el TSJ que para que pueda hablarse de despido es necesaria la existencia de una decisión patronal de
poner fin a la relación de trabajo, no existiendo dicha figura cuando la relación laboral se mantiene viva ( STS
15/10/13, Rec. 3098/12).

Por tanto, el éxito de la acción de despido se subordina a que se haya producido una ruptura del vínculo contractual (STS 29/01/13, Rec. 601/12)

Respecto a los trabajadores fijos discontinuos, el despido supone la extinción del contrato de trabajo
por voluntad unilateral del empresario, mediante una actuación patronal que ponga de manifiesto expresa o
tácitamente su voluntad de dar por finalizada de manera definitiva la relación laboral.

En este sentido, no puede apreciarse la existencia de despido cuando durante la campaña ya finalizada no se trabajan la totalidad de horas garantizadas convencionalmente ( STS 15/01/19, Rec. 3984/16 )

Tampoco cabe apreciar despido cuando se comunica la imposibilidad de ofrecer trabajo por falta de actividad durante una determinada campaña anual ( STS 24/04/12, Rec. 3340/11).

Ni tampoco cabe despido cuando se notifica la suspensión durante el periodo de inactividad para volver a reanudar el trabajo en la nueva temporada ( STS 22/11/18, Rec. 67/18 ; 31/10/18, Rec. 88/18 ).

Y aplicando esto al caso concreto, hay que desestimar la demanda de despido.

La decisión de la empresa, razona la sentencia, resulta absolutamente clara y no ofrece duda algún alguna interpretativa en cuanto a que lo que decreta no es la extinción de su contrato de trabajo, pues en su contenido no atisbamos el más mínimo dato expresivo de la presencia de una voluntad extintiva del vínculo contractual.

Tampoco advertimos siquiera cualquier indicio que permita inferir por vía de presunción humana ( Art. 386 LEC) tal intención rescisoria de la relación laboral.

Por el contrario, esa misiva tiene por finalidad poner en conocimiento del trabajador el cese de la actividad
por finalización de la temporada anunciando expresamente el propósito de reanudación de la prestación de
servicios en la siguiente temporada.

De ahí concluye la sentencia, que, como correctamente ha entendido la resolución recurrida, al no haberse producido ninguna extinción contractual unilateralmente por la empresa, el trabajador carezca de acción para impugnar un despido, que insistimos, no se ha producido.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies