24 Nov
acoso laboral falso despido procedente

Desestimada la IP absoluta de una dependienta al entender que puede realizar tareas «livianas»

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha desestimado el recurso de una trabajadora que solicitaba la incapacidad permanente absoluta aquejada de un cuadro de trastorno disociativo de conversión, episodio ansioso-depresivo e incontinencia urinaria mixta de urgencia (STS de Canarias de 11 de octubre de 2023).

El Instituto Nacional de la Seguridad Social le había reconocido una incapacidad permanente en grado de total para su profesión de dependienta, pero la empleada consideraba que no se habían valorado adecuadamente las limitaciones que derivaban de sus enfermedades que le impedían el desempeño de cualquier tipo de trabajo, incluso los de carácter liviano.

La documentación médica aportado por la mujer en su recurso documentaba la existencia de una patología que se manifestaba en una limitación funcional para realizar tareas fundamentales tanto de la vida diaria como de la esfera laboral.

El informe reflejaba la existencia de una pérdida de habilidades y de la actitud psicofísica necesaria para el desarrollo de cualquier actividad laboral por liviana que se considere con un mínimo de continuidad, dedicación, eficacia y profesionalidad exigible a un trabajador.

El caso concreto enjuiciado

La trabajadora, nacida en 1979, trabajaba de manera habitual como dependienta, hasta que el Instituto Nacional de la Seguridad Social le reconoció en abril de 2021 una incapacidad permanente en grado de total por un trastorno de conversión e incontinencia urinaria mixta de urgencia con repercusión moderada, limitante para actividades de sobrecarga psicofísica mantenida.

Presenta demanda pidiendo el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta, prestación que deniega la sentencia de instancia al entender la juzgadora que las patologías de la demandante (trastorno disociativo de conversión, episodio ansioso- depresivo, incontinencia urinaria mixta de urgencia) limitaban a la demandante para actividades de sobrecarga psicofísica mantenida, bipedestación o deambulación prolongada, situaciones estresantes, conflictivas y de atención a terceros con repercusión moderada, limitaciones que la juzgadora considera compatible con trabajos de tipo sedentario y liviano.

Recurre la trabajadora y se desestima su recurso.

TSJ de Canarias: desestimada la IP Absoluta al poder realizar «tareas livianas»

Razona el TSJ que la sentencia de instancia ha considerado acreditado que la trabajadora como consecuencias de sus patologías, presenta limitación para «actividades de sobrecarga psicofísica
mantenida, bipedestación y/o deambulación prolongada, situaciones estresantes, conflictivas y de atención a
terceros con repercusión moderada».

Esto incidiría negativamente en su trabajo de dependienta, en la medida en que en el mismo es esencial llevar a cabo tareas de atención al público y, con frecuencia, las tareas se llevan a cabo estando de pie la mayor parte de la jornada.

Ahora bien, no habría limitación para tareas de carácter sedentario y livianas desde el punto de vista físico y mental, como podrían ser trabajos administrativos sin atención al público o de ordenanza.

Por tanto, no estando totalmente abolida la capacidad laboral de la demandante, no procedería el reclamado grado de incapacidad permanente absoluta, y habiéndolo entendido de igual manera la sentencia recurrida procede la desestimación del recurso planteado.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos