29 Ene
lopdgdd política corporativa internet

Declarado nulo el despido de un trabajador realizado el último día del disfrute del permiso de paternidad

Si no hay causa que justifique el despido de un trabajador de baja por paternidad, el despido debe declararse nulo (nulidad objetiva) y esto aplica aunque dicho despido se produzca justo el último día de disfrute del mismo (STSJ de Cataluña de 17 de noviembre de 2023, revoca improcedencia, declara nulidad).

Se impone además una indemnización adicional por daños morales de 6.251 euros.

Puesto que el despido se operó cuando el trabajador (contrato temporal de obra o servicio) todavía estaba disfrutando del permiso de paternidad, aunque fuera en el último día de disfrute, la calificación ha de ser la de nulidad en aplicación del art. 55.5.a) ET.

Esto es así, razona la sentencia, pues se consideran objetivamente nulos los despidos durante el disfrute del permiso parental, dado que el disfrute del permiso de paternidad, que está unificado con el permiso de maternidad en la institución de la suspensión del contrato de trabajo por nacimiento y cuidado de menor) del artículo 48.4 ET es un supuesto de nulidad objetiva al estar expresamente recogido en el artículo 45.1.d) ET.

NOTA: Recordamos que actualmente la baja por maternidad & paternidad están equiparadas y la prestación correspondiente es la prestación denominada «nacimiento y cuidado de menor».

El caso concreto enjuiciado

La empresa notificó verbalmente la extinción del contrato por fin de obra al trabajador el día 27 de septiembre de 2020, con efectos del mismo día. La empresa no ha abonado ni puesto a disposición del trabajador el importe de la indemnización legal por fin de contrato.

La empresa dio de baja al trabajador en la TGSS en fecha 27 de septiembre de 2020

El trabajador disfrutó del permiso de paternidad tras el nacimiento de su hija en dos periodos, el segundo de los cuales finalizaba justo el día 27 de septiembre de 2020.

La empresa demandada ejecutó los trabajos de restauración de la zona afectada por el incendio de la Ribera del Ebro del mes de junio de 2019 en el periodo comprendido entre el mes de octubre de 2019 y el mes de julio de 2020, por lo que el fin de la obra tuvo lugar en julio del año 2020.

El último trabajador de la empresa en el código de cuenta de cotización de Tarragona fue dado de baja en fecha 9 de febrero de 2021, esto es, con posterioridad a la extinción del contrato del trabajador, sin que quede acreditado que dicho empleado realizaba la misma labor para la que fue contratado el demandante.

Frente a la sentencia nº 37/2023, de 28 de febrero, del Juzgado de lo Social nº 1 de Reus, aclarado por Auto de 7 de marzo de 2023, que declaró la improcedencia del despido del trabajador, recure la defensa del trabajador para solicitar la declaración de nulidad del despido.

La sentencia del TSJ de Cataluña: despido nulo aunque se realice el último día de la baja de paternidad

El TSJ de Cataluña estima el recurso interpuesto por el trabajador y declara la nulidad del despido puesto que cuando tuvo lugar, el trabajador todavía estaba disfrutando del permiso de paternidad, aunque fuera en el último día de disfrute.

Declarado nulo el despido de un trabajador realizado el último día del disfrute del permiso de paternidad

El cese se operó cuando todavía estaba disfrutando del permiso de paternidad, aunque fuera en el último día de disfrute. Por tanto, la calificación ha de ser la de nulidad en aplicación del art. 55.5.a) ET, pues se consideran objetivamente nulos los despidos improcedentes durante el disfrute del permiso parental, dado que el disfrute del permiso de paternidad (que está unificado con el permiso de maternidad en la institución de la suspensión del contrato de trabajo por nacimiento y cuidado de menor) del artículo 48.4 ET es un supuesto de nulidad objetiva al estar expresamente recogido en el artículo 45.1.d) ET.

Por tanto, al no existir causa que justifique la procedencia del despido por motivos no relacionados con el ejercicio del derecho al permiso de paternidad, procedería ya de entrada la nulidad automática de la decisión extintiva.

El cese del trabajador demandante se produce o hace eficaz en momento en que tiene suspendida su relación laboral al tener concedido permiso de paternidad por nacimiento de hijo que finalizaba precisamente el día en que ve extinguida su relación laboral.

Si en tal momento la empresa no acredita la finalización de la obra para la que fue contratado el trabajador, pues ya había concluido dos meses antes, continuando pese a ello el trabajador de alta en la empresa, hay que entender que adscrito a obra distinta, pues nada acredita la empresa en contrario, y que el cese se produce precisamente el mismo día que acaba el permiso de paternidad, es claro que la extinción de la relación laboral queda absolutamente vinculada con el ejercicio de dicho permiso de paternidad, sin que la empresa haya acreditado causa real alguna justificativa del cese, no pudiendo descubrirse otro motivo para la decisión extintiva empresarial que el inminente fin de dicho permiso

Por tanto, ligado el cese al ejercicio de dicho permiso, por tanto a las circunstancias personales del trabajador y no a las propias de la relación laboral, hay que concluir que el despido es discriminatorio por su relación con el ejercicio de ese derecho de conciliación por el trabajador, con vulneración del art. 14 CE, que conlleva necesariamente la existencia de, al menos, unos daños morales para el trabajador que ha sufrido dicha vulneración.

Habiéndose declarado la vulneración de derechos fundamentales, debe fijarse necesariamente una indemnización por los daños morales que dicha vulneración ha ocasionado a la parte actora, estimándose adecuada a la entidad del daño la de 6.251 euros, siendo válido y razonable tomar como referencia para cuantificar la indemnización debida el montante de la sanción establecida para la infracción del derecho fundamental en cuestión por la LISOS (v. STS de 15/2/2012 y 13/7/2015, entre otras), estimándose que es proporcionada al perjuicio moral causado la indicada suma, que queda en el grado mínimo de la sanción prevista para las faltas muy graves en el art. 40.1.c) LISOS en su redacción vigente al tiempo de los hechos.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos