24 Ago
sentencias laborales 2021 retribución variable

Ratificada la procedencia del despido del presidente del Comité de Empresa de una compañía por aplicar fraudulentamente un descuento a un cliente

Ratificada la procedencia del despido disciplinario de un trabajador (presidente del Comité de Empresa) por aplicar de modo fraudulento un descuento a un cliente, saltándose las normas de la campaña de descuentos de la compañía.

En su sentencia, el TSJ de Galicia ratifica la procedencia (despido disciplinario por trasgresión de la buena fe contractual), al entender que los hechos revisten la suficiente gravedad como para despedir.

Entre otros motivos, razona el TSJ que ha quedado acreditado que el trabajador conocía las condiciones de aplicación de la campaña y sabía que estas conductas estaban prohibidas por la empresa (sent. TSJ de Galicia de 8 de junio de 2021).

El caso concreto enjuiciado

Una empresa procedió a despedir disciplinariamente a un trabajador (antigüedad de 19 años y presidente del Comité de Empresa del centro de trabajo de A Coruña) por transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en el trabajo.

Se cumplió el trámite preceptivo de abrir el expediente contradictorio y el pliego de cargos correspondiente.

El trabajador gestionó la venta de un vehículo modelo (…) en el mes de julio de 2.020, que fue adquirido por D. Matías , al cual se le entregó el 30 de julio de 2.020.

En la factura emitida por el vehículo consta aplicada la campaña «(…)», que implicaba haber sido previamente titular de un vehículo de la marca (…), no habiéndolo sido el anterior. D. Gines , acompañó para justificar la aplicación de la campaña de «fidelización», copia de permiso de circulación de vehículo con matrícula …. YZV , en el que figuraba como titular, D. Matías siendo realmente el propietario de tal vehículo D. Octavio , su padre.

Por la marca (,..) se hace un cargo a la empresa, a razón de 1.900 € correspondientes a la venta efectuada a D. Matías, que fue observado por la empresa el 12 de agosto de 2.020, explicitándose que «la campaña se ha rechazado por presentar documentación alterada».

El JS declaró la procedencia del despido.

Recurre la defensa del trabajador apelando a la teoría de graduación de las faltas, que el trabajador reconoció los hechos y considerando que la empresa no ha respetado el principio de proporcionalidad, puesto que el trabajador llevaba trabajando más de 19 años y nunca antes había sido sancionado.

Apelaba también la defensa del trabajador que éste no actuó con ánimo de perjudicar a la empresa, ni en beneficio propio, o con ánimo de lucro personal, ni hubo perjuicio económico grave para la empresa.

El TSJ desestima el recurso y ratifica la procedencia del despido.

La sentencia del TSJ de Galicia

El TSJ ratifica la declaración de procedencia del despido al entender que la conducta es lo suficientemente grave y culpable.

Consta acreditado que el demandante gestiono la venta de un vehículo (…) la cual se llevó a cabo el día 12 de julio de 2020, aceptando el cliente la oferta presentada en ese momento, y en la que constaba aplicada la campaña «l(…), la cual requería que el cliente hubiese sido titular de un vehículo marca (…),

El trabajador lo aplicó al cliente aportando un documento alterado, ya que en el permiso de circulación del vehículo con matrícula …. YZV , en el que figuraba como titular el adquirente del vehículo, cuando realmente este vehículo es propiedad de D (…), padre del demandante.

Y fue la verificación de esa alteración lo que motivo a la marca a denegar la aplicación del descuento de 1.900 euros para el cliente, al cual no se le repercute, sino que supone el cargo a la entidad (…), la cual viene obligada con la marca en los términos del contrato de concesión.

Y entre esos términos se incluyen las obligaciones de no incurrir en falsedades, al ser una de las posibles razones de rescisión contractual, lo que cual ha motivado además que los responsables inmediatos superiores del trabajador tuvieran que dar las explicaciones oportunas, así como el propio representante legal de la demandada.

Pero es que además es culpable, razona el TSJ, ya que el trabajador conocía las condiciones de aplicación de la campaña y sabía que estas conductas estaban prohibidas por la empresa.

Por ello, concluye el TSJ, no cabe duda de que los hechos cometidos son de gravedad suficiente para ser sancionados con despido.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies