12 Abr
discriminación LGTBI

Despido procedente: agredir a un compañero tras la comida de Navidad de la empresa

El TSJ del País Vasco ha ratificado la declaración de procedencia del despido disciplinario de un trabajador por agredir a un compañero tras la comida de Navidad de la empresa (STSJ de País Vasco, con remisión a a STS de 31 de mayo de 2022, Rcud. 1819/2020).

El caso concreto enjuiciado

Una compañía procedió a comunicar el despido disciplinario a un trabajador por agredir a un compañero tras la comida de Navidad de la empresa.

Tras la reunión con la Dirección de RR.HH. 26-12-22 con la Dirección de RR.HH. le informaron de que Cayetano (compañero de trabajo) había interpuesto una denuncia por agresión.

La madrugada del 23-12-2022, tras haber celebrado una comida de la empresa se produjo un incidente en el que agredió a su compañero de trabajo Cayetano, propinándole varios puñetazos que le generaron una herida que requirió sutura y visita al oftalmólogo.

La empresa le despidió disciplinariamente por estos hechos.

La sentencia del TSJ del País Vasco: despido procedente. Agresión tras la comida de Navidad

El TSJ  del País Vasco ratifica la declaración de procedencia dle despido

En relación al concreto litigio que nos ocupa, hemos de recordar que el artículo 54.2.c) ET considera incumplimiento contractual que, dependiendo de la gravedad y culpabilidad, puede ser causa de despido disciplinario “Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos”.

En el caso enjuiciado, los hechos acreditados revelan una conducta grave del demandante, que, tras una comida de empresa en el contexto de las fiestas de navidad, agredió a un compañero de trabajo, dándole puñetazos que le causaron una herida que debió ser suturada y que le hicieron tener que visitar al oftalmólogo.

Se trata de hechos indudablemente graves por su intensidad y su afectación a la integridad física de un compañero de trabajo, con incidencia clara en su derecho fundamental a la integridad física – artículo 15 CE – y que también tienen la característica de culpabilidad, al no concurrir – ni haberse alegado en el recurso – ninguna circunstancia que pueda rebajar tal culpabilidad y responsabilidad del trabajador demandante.

En este sentido se ha pronunciado la STS de 31 de mayo de 2022, Rcud. 1819/2020, en la que la Sala IV analizó un recurso de casación unificadora acerca de la diferente calificación del despido disciplinario en razón a la diversa interpretación del derecho aplicable cuando las ofensas objeto de aquél acaecen fuera del tiempo y lugar de trabajo.

En aquel caso, en los hechos probados constaba que al término de la celebración de la comida de Navidad de la empresa, el actor insultó a un compañero e intentó agredir a otro con una botella, abofeteando a otro con una billetera mientras le insultaba, siendo expulsado del establecimiento.

La Sala de suplicación argumentaba que los hechos que se imputan al trabajador habían tenido lugar fuera del centro de trabajo y del horario laboral, y que no se habían producido con motivo del trabajo ni durante la jornada laboral. La Sala Cuarta se ha pronunciado ya en el sentido de entender que se infringe el deber de buena fe contractual, y que el empleador tiene potestad para ejercitar sus facultades disciplinarias.

La Sala considera que la conducta del trabajador resulta constitutiva de un incumplimiento muy grave y culpable de sus obligaciones, de malos tratos de palabra u obra y falta grave de desconsideración hacia los superiores, compañeros y subordinados.

Pues bien, concluye el TSJ que aplicando esta doctrina al caso que nos ocupa, el despido disciplinario analizado ha de ser declarado procedente (los hechos han quedado acreditados y revisten la suficiente gravedad como para despedir) y, en consecuencia, se ratifica la sentencia del JS, desestimando el recurso del trabajador.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos