10 Abr
sentencia despido disciplinario dar clases de coaching durante la baja

Declarado procedente el despido de la responsable de PRL por impartir sesiones de coaching durante su baja por enfermedad

Ratificada la declaración de procedencia del despido disciplinario de una trabajadora (responsable de PRL en la empresa) que, durante su baja por incapacidad temporal, estaba impartiendo sesiones de coaching (STSJ de Cataluña de 21 de febrero de 2024).

El caso concreto enjuiciado

Una empresa comunicó su despido disciplinario a una trabajadora (responsable de PRL en la empresa) el día 6 de mayo de 2022, con efectos del mismo día por trasgresión de la buena contractual.

La trabajadora inició baja por incapacidad temporal derivada de accidente no laboral el 3 de octubre de 2020 que finalizó el 21 de abril de 2022. Fue diagnosticada inicialmente de dolor cervical postraumático, discreta contractura paravertebral y RX discreta rectificación.

Al cabo de un par de meses desde el accidente, la paciente empezó a referir problemas visuales cuando estaba más de quince minutos frente al ordenador, presentando cefaleas (que ya presentaba desde la adolescencia).

La empresa contrata los servicios de un detective.

La trabajadora se ha venido publicitando como coach profesional en la web coaches.cat; que tiene un perfil en Instagram (…)) en el que desde el 1 de junio de 2021 hasta la fecha del despido lee un cuento todos los viernes durante unos cinco o diez minutos; ha realizado sesiones individuales de coaching bien on line, bien en un establecimiento sito en (…), en cuyo establecimiento dispone de carteles de publicidad y tarjetas de visita

Además, ha prestado servicios de coaching en dos despachos y para ello ha utilizado el teléfono móvil (….), propiedad de la empresa (…). Las tarifas de la actora eran de de 80 euros hora, 60 euros para los clientes de (…) para el caso de las sesiones individuales; para el caso de sesiones colectivas en (…) de 10 euros por sesión y que se realizaban de 16:30 a 17:15.

La sentencia del TSJ de Cataluña: despido procedente. Actividades incompatibles con la baja

El TSJ desestima el recurso de la trabajadora y ratifica la declaración de procedencia del despido.

Señala la sentencia que las actividades de coaching, que se realizan no sólo a través de internet sino también con presencia personal en varios centros, están contraindicadas para la recuperación de su patología cervical, en la que se precisa en esencia de reposo, de ahí que perturban su proceso de recuperación, y, además, revelan aptitud laboral.

Esto es así puesto que se atiende a la guía profesional del Instituto Nacional de la Seguridad Social, para el código correspondiente a profesionales de la salud y la higiene laboral y ambiental, en el que se incluyen los responsables corporativos de seguridad en el trabajo y los técnicos en prevención de riesgos laborales, los requerimientos de carga biomecánica en columna cervical son de grado 1 sobre 4, es decir, los mínimos, por lo que si estaba capacitada para desempeñar aquellas funciones de coaching también lo estaba para las propias de su puesto de trabajo como responsable de prevención de riesgos laborales

En cuanto a su patología visual, el desempeño de su actividad por internet, que exige la visualización de pantallas, también estaría contraindicado.

Por lo tanto, por consistir en actividades que retrasan la curación y que, por otro lado, manifiestan aptitud laboral, siendo además lucrativas, se produce un incumplimiento grave y culpable por transgresión de la buena fe contractual.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos