30 May
notificar despido objetivo a los representantes de los trabajadores

Ratificada la procedencia del despido por no reincorporarse tras el alta médica (faltas injustificadas de asistencia)

El TSJ de Cataluña ha ratificado la declaración de procedencia del despido disciplinario de un trabajador por faltas injustificadas de asistencia (no se reincorporó tras recibir el alta médica; ocho días de asistencia injustificada) (STSJ de Barcelona de 14 de marzo de 2024; desestima recurso del trabajador).

No cabe en ningún caso apelar a la discriminación, puesto que ha quedado acreditado que el despido se debe a la ausencia injustificada al puesto de trabajo durante ocho días, una vez que le fue comunicada el alta por la TGSS.

El caso concreto enjuiciado

Una empresa procedió a comunicar a un trabajador su despido disciplinario por faltas injustificadas de asistencia (no reincorporarse tras el alta médica). Tal y como se especificaba en la carta de despido:

El 29/09/2022 la empresa envía burofax al trabajador comunicándole que:

Hemos tenido conocimiento por medio de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) que usted ha sido dado de alta con efectos de 20/09/2022 de su periodo de incapacidad temporal sin que hasta el día de hoy se haya personado a trabajar ni haya contestado a nuestras llamadas y burofax de 27/09/2022 en domicilio facilitado por usted y que ha sido retornado por desconocido.

Por ello procedemos a retirar el Burofax de 27/09/2022 en domicilio que consta en la seguridad social a fin de notificarle despido con efectos del 27/09/2022, a menos que justifique su ausencia, de conformidad al art. 54.2 del estatuto de los trabajadores por haberse ausentado de su puesto de trabajo del 20/9/2022 al 27/9/2022 ambos inclusive sin motivo ni justificación alguna.

Queda a su disposición el correspondiente saldo y finiquito.»

La sentencia del TSJ: despido procedente. No reincorporarse tras el alta médica. Faltas de asistencia

El TSJ ratifica la declaración de procedencia del despido disciplinario al entender que la causa ha quedado acreditada y reviste la suficiente gravedad como para justificar el despido.

Muy al contrario de lo argüido por el trabajador, el despido disciplinario del mismo obedeció a la ausencia injustificada del asalariado en su puesto de trabajo durante ocho días (desde el 20 hasta el 27 de septiembre de 2022, ambos inclusive), una vez se le comunicó por la TGSS su alta y finalización del proceso de incapacidad temporal en que se encontraba incurso.

La causa del despido disciplinaria ha sido declarada probada en la sentencia de instancia, lo que desvirtúa los indicios de discriminación y represión.

En el mismo sentido, por más que se alegue así por el trabajador, tampoco consta que este estuviera disfrutando de sus vacaciones en el momento del despido disciplinario.

En este caso, recuerda el TSJ que «el período de goce de las vacaciones no puede ser fijado unilateralmente por el trabajador sin participación del empresario, decidiendo en caso de desacuerdo este orden jurisdiccional, conforme a lo preceptuado en el art.38.2 del ET».

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos