21 May
facebook despido

Hacerse una foto mientras se conduce un vehículo de empresa y subirlo a Facebook no es causa suficiente para despedir

Declarado improcedente el despido disciplinario de un trabajador que se grabó mientras conducía (a 90 km / hora) (foto realizada con una Go-Pro) un camión de la empresa y lo subió a su muro de Facebook.

Entiende el tribunal que no cabe la sanción más grave que es el despido disciplinario (sent. del TSJ de Castilla y León de 15 de marzo de 2021).

En su sentencia, revoca la declaración de procedencia del despido y determina su improcedencia.

Es importante resaltar que se descarta la declaración de NULIDAD del despido pedida por la defensa del trabajador al entender que no se ha producido ninguna vulneración del derecho a la intimidad del trabajador.

El caso concreto enjuiciado

Una compañía procedió al despido disciplinario de un trabajador.

Tal y como se exponía en la carta de despido, el trabajador, el día 1 de marzo de 2020 hizo usted una publicación en la red social Facebook en la que iba circulando con el vehículo (…) que le facilita la empresa a las 08:31 horas de la mañana, a una velocidad cercana a los 90 km/h, según se aprecia en la aguja del velocímetro.

Estando en esa situación, toma usted una fotografía del volante y panel posterior. A esta publicación acompaña usted el siguiente comentario “A por la conquista de Asturias. Empezamos el domingo con alegría”.

La fotografía es subida a la red social y comentada por el trabajador, ese mismo día 1 de marzo de 2020 a las
8:31 horas, mientras circulaba con su vehículo.

El trabajador reconoce, en el acto del juicio, que la fotografía se llevó a cabo con una cámara GO-PRO, que
llevaba colgada en el pecho, que accionó tocando un botón con la mano.

En fecha 25 de marzo de 2020, el actor recibió comunicación de la empresa, consistente en la resolución del expediente disciplinario, imponiendo la sanción de despido disciplinario, con fecha de efectos del 25 de marzo de 2020, basado en la comisión de dos faltas muy graves, tipificadas en los artículos 77. 3.5 y 77.3.9., del Convenio Colectivo de aplicación.

  • La sentencia

El TSJ estima en parte el recurso interpuesto por el trabajador y revoca la declaración de procedencia del despido.

Declara la improcedencia del despido pero descartando la nulidad al entender que no se ha producido vulneración alguna del derecho a la intimidad del trabajador.

No hay vulneración del derecho a la intimidad

La empresa tiene conocimiento de una fotografía que se tomó en tiempo y lugar de trabajo, y con independencia de la calificación que merezca la actitud del protagonista de la imagen, lo cierto es que no tiene nada que ver con el ámbito de exclusión personal de la vida privada.

Esto es así porque el contenido no revela hechos, datos o circunstancias que afecten al reducto íntimo de su vida o de su persona, sino que se trata de una fotografía, que se ha tomado en tiempo y lugar de trabajo, y mientras desempeñaba la actividad laboral que le es propia.

La fuente (red social Facebook) es una red social utilizada por el trabajador que comporta una posibilidad de difusión por las personas que acceden a ella, siendo el contexto en el que se realiza, el camión propiedad de la empresa y concurre la circunstancia concreta de llevarlo a cabo en tiempo y lugar de trabajo.

Todo esto conlleva que no ha existido ni un conocimiento antijurídico de lo comunicado por el propio demandante.

En definitiva, se descarta en todo caso la nulidad del despido puesto que no se ha procudido ninguna vulneración ni del derecho a la intimidad ni del derecho al secreto de las comunicaciones.

Improcedencia

Considera el TSJ que no cabe declarar la procedencia del despido porque los hechos no revistes la suficiente gravedad.

El trabajador, mientras conducía el camión articulado propiedad de la empresa demandada, a velocidad permitida, o al menos nada consta en contrario.

Lo único que hizo fue un pequeño movimiento para tocar con la mano un botón de una cámara GoPro que llevaba colgada en el pecho, siendo subida la fotografía así obtenida a su red social con un comentario, no constando si esto último se hizo de forma manual o a través de voz o incluso directamente por la cámara utilizada.

Esto no puede ser considerado ni como transgresión de la buena fe contractual o abuso de confianza en el desempeño del trabajo, ni como fraude o deslealtad en las gestiones encomendadas, ni integrante de imprudencia o negligencia en acto de servicio que haya implicado riesgo de accidente o peligro de avería para la maquinaria, el vehículo o las instalaciones.

Al menos esto no se desprende de los hechos que figuran como probados, no constando la situación del tráfico, ni que se generase ningún peligro ni riesgo concretos en la conducción, debiendo concluir en base a todo ello
que existe desproporción entre la conducta observada por el trabajador y la máxima sanción de despido que le ha sido impuesta.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies