12 May
tribunal supremo 23 de septiembre 2021 periodo de prueba

Despidos por Covid19 y art. 2 del RDLey 9/2020: El TSJ del País Vasco descarta estudiar la posibilidad de nulidad de un despido disciplinario cuya causa era ajena a la pandemia

Despidos por Covid19 y art. 2 del RDLey 9/2020: el TSJ del País descarta estudiar si es factible la declaración de nulidad de un depsido disciplinario al no estar la causa relacionada con la situación de pandemia.

Razona la sentencia que de los datos aportados se concluye en que el despido no estuvo relacionado con la crisis pandémica que nos asola, sino por la razón apuntada en la carta de despido lo que, por sí mismo, no permitiría considerar en el caso las previsiones del art. 2 del RDLey 9/2020 (sent. del TSJ de País Vasco de 23 de febrero de 2021).

La sentencia cuenta con un voto particular discrepante de un magistrado que considera que el despido debía ser declarado nulo.

Razona el magistrado en su voto particular que “Si asumimos la posibilidad de que las consecuencias del quebrantamiento del articulo 22 del RDL 8/20 sea la improcedencia del despido cuando no hay un despido ajeno y así justificado a la pandemia, estamos devaluando la misma norma, completada por el artículo 2 del RDL 9/20”.

El caso concreto enjuiciado

Contra la sentencia que declara improcedente el despido disciplinario por disminución continuada y voluntaria del
rendimiento del trabajo normal o pactado, recurre la defensa de la trabajadora solicitando la nulidad en base al art. 2 del RDLey 9/2020.

Entre sus argumentos, la defensa de la trabajadora señalaba que tras el despido disciplinario, la empresa: “pretendió solucionar el inicial planteamiento de despido disciplinario por un intento transaccional, reconociendo expresamente que había efectuado un despido improcedente.

Entendía la defensa de la trabajadora que la verdadera intención empresarial era burlar la prohibición de “despidos económicos u objetivos” y por ello actuó en fraude de ley, entendiendo que ello resulta de aquella propuesta de finiquito reconociendo improcedente el despido.

La empresa argumentaba que sí se trataba de un verdadero despido disciplinario y que aquella propuesta de acuerdo en despido improcedente con indemnización que se remitió a los asesores legales de la trabajadora no hace ver ese solapamiento formal en despido disciplinario de un real despido objetivo.

Se trata, argumentaba la empresa, de una propuesta negocial que por sí misma no hace ver que se trataba de un despido objetivo lo que formalmente era una carta de despido disciplinario.

La sentencia del TSJ

El TSJ ratifica la declaración de improcedencia del despido y descarta estudiar la posible nulidad al entender que en este caso no se aplica lo dispuesto en el art. 2 del RDLey 9/2020.

Razona en su sentencia el TSJ lo siguiente:

No es cierto que en este caso la carta no reuniese los contenidos concretos y mínimos sobre la descripción de la causa de imputación del mismo, pues ello no sólo puede hacerse con ese fin elusorio de la normativa imperativa en materia de despido objetivo, sino que puede obedecer simplemente a incurrir en un defecto de forma al confeccionar la carta de un despido que conscientemente se quiere que sea disciplinario.

Por tanto, esto tampoco es dato que lleve unívoca e indefectiblemente a la consecuencia que pretende la recurrente.

En su consecuencia, se indican dos indicios que por sí mismos no son suficientes para concluir que el despido disciplinario realmente encubría un despido objetivo, eludiendo así las previsiones del artículo 2 de aquel Real Decreto Ley 9/2020), siendo necesario para ello que el enlace entre los indicios probados, conforme los criterios de la lógica, permitan concluir indefectiblemente en la prueba del hecho presunto, tal y como dispone el artículo 386 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (Ley 1/2000, de 7 de enero), que es de subsidiaria aplicación al proceso laboral, dado lo dispuesto en su artículo 4 y en la disposición final cuarta de la Ley Reguladora de la Jurisdicción de lo Social.

Por otra parte, concluye el TSJ, de los indicados datos resaltados previamente se concluye en que el despido no estuvo relacionado con la crisis pandémica que nos asola, sino por la razón apuntada en la carta de despido lo que, por sí mismo, no permitiría considerar en el caso las previsiones del indicado artículo 2, que impone que se de esa relación, tal y como se asumió por la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo (criterio DGT-SGON-850CRA) y esta Sala ha considerado, recientemente, en la sentencia de fecha 9 de febrero de 2021 (recurso 48/2021).

Despidos por Covid-19 y art. 2 del RDLey 9/2020: ¿nulos o improcedentes?

Como hemos venido explicando reiteradamente en El Blog de SincroGO, será una cuestión que termine en el Tribunal Supremo aunque en nuestra opinión, deberían ser declarados improcedentes (pero no nulos), conforme a la jurisprudencia del TS en la materia (los despidos sin causa deben ser declarados improcedentes).

Hasta la fecha, como hemos explicado en  nuestro blog, tenemos sentencias muy dispares: improcedencia, nulidad e improcedencia con indemnización disuasoria.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies