07 Feb
sentencia planes de igualdad permisos retribuidos

Prueba de detectives: Anulada la invalidez absoluta reconocida a un trabajador por simular su enfermedad

El Juzgado de lo Social número 4 de Donostia-San Sebastián ha anulado el reconocimiento de la invalidez permanente absoluta derivada de un accidente laboral al considerar que el hombre “ha fingido unos padecimientos que realmente no tiene” (simulación de enfermedad, fraude de ley).  (Juzgado de lo Social de Donostia-San Sebastián. Sección: 4, de 24/01/2024).

Esta simulación de una enfermedad para obtener unas prestaciones a cargo del sistema público de pensiones, “supone un craso ejemplo de fraude de ley, pues ha fingido tener unos padecimientos que realmente no tiene” para acceder a unas prestaciones y obtener un “importante beneficio económico”.

Se aporta prueba de detectives.

El caso concreto enjuiciado

El 22 de Diciembre del 2.021, el trabajador sufrió un accidente de trabajo al caerse desde una altura de 80 centímetros mientras colocaba una cinta de carrocero en una junta de piezas de gran tamaño, sufriendo un golpe en el hombro derecho y en la cabeza, pasando a la situación de incapacidad temporal con cargo a la contingencia de accidente de trabajo, siendo atendido durante la misma por los servicios médicos de la Mutua

La representación de la Mutua Patronal alega que debe declararse la nulidad del expediente administrativo en el que se ha reconocido al trabajador una situación de invalidez permanente absoluta derivada de accidente de trabajo, alegando que éste ha simulado un cuadro médico que no padece para acceder a unas prestaciones de Seguridad Social, a las que en otro caso no tendría derecho.

Se aporta prueba de detectives (seguimiento del trabajador)

La sentencia: fraude del trabajador. Simulación de enfermedad

El JS desestima la demanda presentada por D. Roberto y estimo la demanda presentada por la empresa, declarando la nulidad del expediente administrativo que reconoció a D. Roberto una situación de invalidez permanente absoluta derivada de accidente de trabajo; debiendo las partes pasar por esta declaración.

Se revoca y se deja sin efecto la resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social de 15 de Marzo del 2.023 que reconoció al trabajador una situación de invalidez permanente absoluta derivada de accidente de trabajo.

Del seguimiento realizado por detective se prueba (entre otros) que el trabajador no solo camina con normalidad, sino que mantiene un paso ágil, y su mujer que camina junto a él no le ayuda a caminar, sino que va cogida de su brazo y siguiendo su paso, y no solo mantiene un paso ágil, sino que mantiene ese mismo paso durante todos los días en los que fue observado,.

El detective al que se encargó la realización de la vigilancia además contó las vueltas que daba el trabajador en compañía de su esposa por el parque al que acudían, y eso le permitió calcular la distancia recorrida por el actor, 1.900 metros en un primer paseo, folio 289 de los autos, y 1.710 metros en un segundo paseo, el 31 de Octubre del 2.023, y 2.280 metros el 6 de Noviembre del 2.023).

Esta simulación de una enfermedad para obtener unas prestaciones a cargo del sistema público de pensiones, y que sumadas las que tiene reconocidas actualmente, es decir las prestaciones de invalidez permanente absoluta más el recargo de la empresa, son superiores a 3.000 euros mensuales, y que además ha recurrido para aumentar tanto el importe de la pensión, reclamando un grado superior, como el importe del recargo a cargo de la empresa, que supondrían en conjunto unas prestaciones superiores a 5.000 euros mensuales, supone un craso ejemplo de fraude de ley.

Esto es así pues el trabajador ha fingido tener unos padecimientos que realmente no tiene para poder acceder a unas prestaciones a las que en otro caso no tendría derecho, obteniendo un importante beneficio económico, y por lo tanto nos encontramos ante un fraude de ley de los que recoge y regula el artículo 6-4 del Código Civil.

Ese art. 6.4 del CC establece cual es la consecuencia del fraude de ley, la aplicación de la norma que se hubiera tratado de eludir, y como en este caso lo que se pretende eludir es la constatación del real estado de salud del trabajador, que es lo que ha llevado a un reconocimiento indebido de las prestaciones de Seguridad Social descritas a lo largo de esta sentencia, la consecuencia no puede ser otra que anular y dejar sin efecto el expediente administrativo que reconoció al trabajador un grado de invalidez que no se corresponde con su real estado de salud

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos