05 Abr
jubilación fijos discontinuo9s

El Supremo se vuelve a pronunciar sobre la compensación y absorción salarial con la subida del SMI

El Tribunal Supremo se ha vuelto a pronunciar sobre una cuestión muy relevante en torno a la compensación y absorción; esta vez en un caso relativo a complementos de sobrecargo, nocturnidad y paga de beneficios. El TS sentencia que al tener naturaleza salarial, procede su compensación y absorción con el incremento SMI (STS de 7 de marzo de 2024).

El caso concreto enjuiciado

La cuestión a resolver es la de decidir si procede la absorción y compensación con el salario mínimo interprofesional, de los pluses de transporte, sobrecargo y nocturnidad y paga de beneficios, conforme a la regulación del IV Convenio Colectivo  (es un convenio colectivo de empresa)

La sentencia de la Sala Social de la Audiencia Nacional de 2 de noviembre de 2021, autos 220/2021, acoge en parte la demanda de conflicto colectivo, para declarar que procede la absorción y compensación de dichos complementos con el incremento del salario mínimo interprofesional de los años 202 y 2021, excepto el plus de transporte que tiene naturaleza extrasalarial.

Recurren en casación los sindicatos UGT y STAVLA, para sostener que no procede la absorción y compensación de los pluses de sobrecargo, nocturnidad y paga de beneficios.

Y recurre igualmente la empresa codemandada, con el alegato de que el denominado plus transporte es en realidad un complemento de naturaleza salarial, que por ello debe ser objeto de compensación y absorción con el incremento experimentada en el salario mínimo interprofesional durante las dos anualidades de referencia.

La sentencia del Tribunal Supremo. Complementos salariales. Compensación y absorción con la subida del SMI

El TS desestima los recursos y ratifica lo sentenciado por la Audiencia Nacional.

En primer lugar, «recuerda» el TS que ya se ha pronunciado sobre esta cuestión (compensación y absorción con la subida del SMI) en reiterada jurisprudencia.

Señala el TS en este sentido que de estimarse la tesis de los recurrentes, «la revisión del SMI tendría un efecto multiplicador sobre todos los convenios colectivos, cuyos salarios bases fueran inferiores al SMI, que se convertiría, de este modo, en salario base, o salario fijo por unidad de tiempo para todos los trabajadores, cuyos salarios base convenio o pactados contractualmente fueran inferiores al SMI de cada año.

Esto modificaría radicalmente su naturaleza jurídica y, adicionalmente, vulneraría el papel de la negociación colectiva como espacio natural para la fijación de los salarios ( STC 31/84, de 7 de marzo) y podría dejar sin contenido el artículo 37.1 CE, en relación con el Titulo III ET, puesto que sería el Gobierno, quien decidiría, a la postre, el importe de los salarios base o por unidad de tiempo, al margen de lo pactado en convenios colectivos o contratos de trabajo».

Además, el convenio colectivo de aplicación no contiene ninguna previsión específica que impida la absorción y compensación en los términos que resultan de la normativa legal general en la materia, definida en los preceptos del Estatuto de los Trabajadores que ya hemos transcrito, con lo que no hay en este caso razones que excluir los complementos en litigio, cuya naturaleza salarial resulta del todo incontrovertida.

Y contra lo que sostienen los recurrentes, no hay norma legal que limite exclusivamente la absorción y compensación con los incrementos del salario mínimo interprofesional a los complementos vinculados a la realización de la jornada ordinaria de trabajo a una prestación de servicios normales, sin que el hecho de que obedezcan a razones singulares impida la aplicación de ese mecanismo, cuando el convenio colectivo no contiene regla que lo imposibilite en razón de la heterogeneidad de los conceptos salariales en juego.

Y deja muy claro el Supremo que «la previsión de dejar inalterada la estructura salarial que sistemáticamente incluye cada año el Real Decreto que fija el salario mínimo interprofesional para esa anualidad, supone mantener la existencia de los diferentes conceptos retributivos que percibe el trabajador, pero no la de conservar inalterada la cuantía de unos y otros si procede la absorción y compensación que la misma norma regula y permite de forma expresa.

Y ya hemos dicho, que si el convenio colectivo no contempla una fórmula distinta para aplicar el mecanismo de la absorción y compensación, no hay razones para excluir los complementos salariales una u otra índole».

En cuanto al recurso de la empresa se desestima porque entiende el TS, en este caso «no hay nada que desnaturalice su finalidad indemnizatoria, cualquiera que sea el tratamiento que
la empresa le pueda estar atribuyendo al elaborar los recibos de nómina» y no ha quedado acreditada en este caso su naturaleza salarial.

 

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos