20 Mar
extinción por no superar periodo de prueba baja por enferemdad

El TSJ de Castilla-La Marcha ratifica la existencia de dimisión de un trabajador que dejó de ir a su puesto

¿Despido o dimisión? En caso de ausencias injustificadas al puesto de trabajo, cabe realizar un despido disciplinario (art. 54.2.a del ET). Ahora bien, en algunos supuestos también cabe entender que el trabajador ha dimitido (baja voluntaria) y proceder a darle de baja en la Seguridad Social.

Y un ejemplo es esta reciente sentencia del TSJ de Castilla-La Mancha de 15 de febrero de 2024 que desestima el recurso interpuesto por un trabajador que interpuso demanda de despido contra su empresa. El TSJ ratifica la existencia de dimisión porque el trabajador dejó de ir a su puesto y además se acreditó que tenía ya otro trabajo (STSJ de Castilla-La Mancha de 13 de diciembre de 2024).

El caso concreto enjuiciado

Un trabajador interpone demanda de despido frente a su empresa tras darle ésta de baja en la Seguridad Social.

El viernes día diecisiete de febrero de dos mil veintitrés, el trabajador prestó servicio por última vez para la empresa.

El domingo día diecinueve envió un mensaje de WhatsApp al señor Justiniano en el que se le decía que al día siguiente no iría a trabajar por tener que ir a Cuenca a «por los papeles».

El día veintiuno siguiente (martes) el señor Justiniano escribe al hoy demandante preguntándole: «no vas a venir más a trabajar?», a lo que el hoy demandante respondió: «Esta tarde te llamo».

El señor Jenaro no contactó esa tarde con el señor Justiniano , que sí llamó al señor Jenaro sin que éste atendiera la llamada.

La empresa demandada dio de baja al trabajador demandante en la Seguridad Social.

El día seis de marzo se reanuda el hilo conversacional, en el que el señor Jenaro le dice al señor Justiniano que le faltan 80 euros de las vacaciones de Navidad, condicionando la firma de la baja al abono de dicha cantidad, a lo que respondió el demandado que ya estaba de baja y que no necesitaba que se la firmara.

Con fecha veintiuno de febrero de dos mil veintitrés el trabajador ya estaba dado de alta en otra empresa con un contrato a tiempo completo.

Tanto el JS como el TSJ de Castilla-La Mancha desestiman la demanda de despido y entienden que se ha producido una dimisión del trabajador (baja voluntaria).

La sentencia del TSJ de Castilla-La Mancha: dimisión, no despido

El TSJ desestima el recurso y ratifica la existencia de dimisión por parte del trabajador

«Recuerda» en primer lugar el TSJ la jurisprudencia del Supremo en la materia. Entre otras:

La dimisión del trabajador no es preciso que se ajuste a una declaración de voluntad formal, basta que la conducta seguida por el mismo manifieste de modo indiscutido su opción por la ruptura o extinción de la relación laboral ( STS 1 de octubre de 1.990 )

Es necesaria una voluntad del trabajador «clara, concreta, consciente, firme y terminante, reveladora de su propósito», si bien puede ser expresa o tácita; en este último caso debe
manifestarse por hechos concluyentes, es decir, que no dejen margen alguno para la duda razonable sobre su intención y alcance ( STS de 10 de diciembre de 1.990 ).

Para que se entienda que las ausencias constituyen una dimisión, dichas ausencias puedan hacerse equivaler a un comportamiento del que quepa extraer, de manera clara, cierta y terminante, que el empleado desea extinguir el contrato.» Doctrina reiterada en sentencias del TS como la de 27-06-2001 (RJ 2001840)

Pues bien, aplicando esta doctrina al caso concreto enjuiciado, teniendo en cuenta las circunstancias que en él concurren, justifican cumplidamente la apreciación de que el trabajador accionante tenía la intención, no solo indiciaria, sino directa y contundente de abandonar por su propia voluntad el trabajo que venía desempeñando para la empresa demandada.

Razona la sentencia que aunque no lo expresó así al empresario al ser cuestionado por sus ausencias, la dimisión se deriva de forma clara por los actos contundentes conformadores de tal decisión, como la ausencia al trabajo, la falta de contestación a las llamadas del empresario, el inicio de un nuevo trabajo, y el intento de condicionar la firma de su baja a una deuda de 80 euros por vacaciones, sin cuestionar en modo alguno el cese de la relación laboral.

Circunstancias que deben conducir a ratificar la sentencia de instancia en el sentido de considerar que el cese del trabajador constituyó una dimisión.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos