16 May
FAQs fiscales 2024

El pago de una indemnización por daños morales a un trabajador: ¿está sujeta a tributación?

La Dirección General de Tributos se ha vuelto a pronunciar sobre si el pago de una indemnización a un trabajador por vulneración de derechos fundamentales (en concreto, indemnización por daños morales) está o no sujeta a tributación (Consulta Vinculante V0283-24, de 4 de marzo de 2024).

El caso concreto planteado

Por sentencia judicial la sociedad consultante tiene que abonar a un trabajador una indemnización por vulneración de derechos fundamentales.

Se pregunta si la indemnización «está sometida a retención o exenta en base al artículo 7 d) de la Ley 35/2006.

La indemnización por vulneración de derechos fundamentales está exenta de tributación (si la cuantía se fija judicialmente)

Con carácter general, la regulación de las rentas exentas se recoge en el artículo 7.d de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (LIRPF) qu deeclara rentas exentas “las indemnizaciones como consecuencia de responsabilidad civil por daños personales, en la cuantía legal o judicialmente reconocida”.

Conforme con esta configuración legal, para que la indemnización objeto de consulta pueda encontrarse amparada por la exención del artículo 7,d) resulta necesario que se trate de una indemnización por responsabilidad civil por daños personales (concepto que incluye los daños físicos, psíquicos o morales) y que su cuantía se fije judicialmente.

En este punto, razona la Consulta que por “cuantía judicialmente reconocida” se entienden comprendidos tanto los supuestos de cuantificación fijada por un juez o tribunal mediante resolución judicial como las fórmulas intermedias: aquellos casos en los que existe una aproximación voluntaria en las posturas de las partes en conflicto, siempre que haya algún tipo de intervención judicial.

En el presente caso, considerando que efectivamente se trata de una indemnización por responsabilidad civil, habiéndose fijado su cuantía por sentencia judicial, para que opere la exención resulta necesario que aquella se corresponda con daños personales (físicos, psíquicos y morales), por lo que en tal circunstancia la indemnización estaría exenta.

En el caso concreto planteado, parece que esta concurre esta circunstancia pues del texto de la sentencia referido por la consultante y transcrito al inicio de esta contestación la indemnización responde con daños morales—.

Ahora bien, la exención no operaría de corresponderse la indemnización con daños materiales (perjuicios económicos).

Por tanto, con esa calificación como renta exenta su importe no estaría sometido a retención a cuenta del IRPF, tal como resulta de lo dispuesto en el artículo 75.3 del Reglamento del Impuesto, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo:

“No existirá obligación de practicar retención o ingreso a cuenta sobre las rentas siguientes:

Las rentas exentas y las dietas y gastos de viaje exceptuados de gravamen.

 

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos