25 Ago
sentencias ERTE covid informe técnico

Los EREs basados en causas estructurales no vulneran la “prohibición de despedir” del art. 2 del RDLey 9/2020

La Audiencia Nacional ha declarado lícito un ERE al estar el despido fundado en causas estructurales. Esto hace, entiende la AN, que no se vulnere la “prohibición de despedir¨ contenida en el art. 2 del RD Ley 9/2.020.

En su sentencia, desestima la demanda de impugnación de despido colectivo llevado a cabo con acuerdo interpuesta por uno de los sindicatos (sent. de la AN de 14 de julio de 2021).

Se ha aportado documentación e información suficientes, no hay indicios de vulneración de la libertad sindical y el despido está justificado y acreditado por causas estructurales.

El caso concreto enjuiciado

El día 11 de abril de 2021 se presentó demanda sobre despido colectivo.

La letrado del sindicato ELA se afirmó y ratificó en su demanda solicitando se dictase sentencia en la que se declare nula o subsidiariamente no ajustada a derecho la decisión de despido colectivo.

En sustento de su pretensión refirió que la empresa que se dedica a la producción de maquinaria aeronáutica, tras haber adoptado medidas de regulación temporal de empleo que se encuentran en vigor en la actualidad a consecuencia del COVID 19, la última también impugnada por ELA, el día 1-2-2.021 comunicó su intención de promover un despido colectivo en sus centros de Navarra y Murcia por causas productivas, organizativas y económicas.

El sindicato solicitaba la declaración de nulidad por diversos motivos (falta de documentación, mala fe empresarial…)

Además, alegaba el sindicato existencia de fraude de ley, toda vez que el despido colectivo se funda en causas coyunturales derivadas del COVID 19 y se elude por la empresa la aplicación del art. 2 del RD Ley 9/2.020.

La sentencia de la AN

La Audiencia Nacional desestima la demanda interpuesta por el sindicato y declara lícito el despido colectivo al entender que las causas han quedado acreditadas, la documentación es suficiente y las cusas que motivaron el ERE son estructurales y no coyunturales.

La empresa desde el ejercicio de 2017 a consecuencia de la crisis del sector aeronáutico viene teniendo una caída en la producción, la cual se ha visto agravada por el COVID 19, si bien para este último aspecto ha adoptado medidas de regulación de empleo temporales.

La empresa alegaba que ante la llegada del COVID-19, que agravó la crisis estructural a la que ya estaban sometidos sus mercados principales, se vio obligada a tomar otro tipo de medidas de flexibilidad inmediatas (ERTE Fuerza Mayor, ERTE ETOP y prórroga del ERTE) y a paralizar la ejecución del proceso de redimensionamiento que había
resultado del Plan Estratégico elaborado en 2019.

A pesar de todas las actuaciones llevadas a cabo por la compañía, ésta argumentaba que la crisis del mercado aeronáutico, agravado por el COVID-19, ha empeorado las perspectivas de la compañía.

En caso de no tomar ninguna medida adicional, la empresa (excluyendo filiales) cerraría el ejercicio 2021 con 14,2 M€ de pérdidas, encadenando así su tercer año consecutivo de pérdidas y amenazando la supervivencia de la compañía.

Además, en el ejercicio 2021, se prevé que se tenga que hacer frente a una alta volatilidad e incertidumbre coyuntural, asociados al impacto del COVID-19 y adicionales en todo caso a la crisis estructural que sufre el sector.

La AN desestima la demanda interpuesta por el sindicato por los siguientes motivos:

– En primer lugar, que los firmantes del acuerdo han concluido que la empresa presenta una situación de
crisis económica y de producción estructural que se viene arrastrando desde el ejercicio 2.017.

Esto ha desembocado en una situación de pérdidas en el año 2.019 y en el ejercicio 2.020, existiendo la misma
previsión para el año 2.021, lo que a su vez viene respaldado por el informe técnico aportado, para cuya solución se hace necesaria una reajuste de la plantilla y una reorganización de los recursos humanos;

2.- Tal crisis estructural se ve agravada por una situación coyuntural como son las restricciones a la movilidad acordadas para solventar la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID 19. Esto aparece perfectamente detallado en el Informe técnico, y que para solventar la misma la empresa ha acudido a diferentes medidas de regulación temporal de empleo, y que, incluso a la fecha del despido colectivo estaba proponiendo nuevas medidas, cuales son el ERTE que se anunció en fecha 1-2-2.021;

3.- En tercer lugar, que en tanto en la memoria como en el informe técnico se hace un análisis pormenorizado entre los distintos departamentos de la empresa del impacto que las causas- tanto  las estructurales, como las coyunturales- producen en los mismos, proponiendo las medidas a adoptar para conjurar unas y otras.

Y de ello, hemos de concluir que el presente despido colectivo está fundado en causas económicas, productivas y organizativas acreditadas, que las mismas son de carácter estructurales y desvinculadas de la crisis sanitaria, y que la medida propuesta resulta proporcionada para superar las mismas.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies