17 Ago
indemnización extinción contrato de obra

No cabe exigir el disfrute del descanso de paternidad en días de trabajo efectivo

La Audiencia Nacional ha sentenciado que no cabe exigir prolongar artificialmente el disfrute del descanso de paternidad, no pudiendo el trabajador exigir el disfrute en días de trabajo efectivo (sent. de la AN de 6 de julio de 2021).

NOTA: Recordemos que aunque se siga hablando coloquialmente de “permiso de paternidad” o «descanso por paternidad» la normativa lo contempla actualmente como «suspensión del contrato del progenitor distinto de la madre biológica».

Además, desde el 1 de enero de 2021 recordamos que el descanso de paternidad es de 16 semana. De las 16 semanas, 6 semanas serán inmediatamente posteriores al parto (además de disfrute ininterrumpido) y obligatoriamente a jornada completa.

En esta sentencia, la AN descarta que quepa exigir por el trabajador el disfrute de las semanas posteriores a las seis semanas de descanso obligatorio del permiso de paternidad en semanas entre descansos, o lo que es lo mismo, en días de trabajo efectivo.

Aceptar esto, razona la Audiencia Nacional, supondría una quiebra del principio de proporcionalidad entre días trabajados y de descanso, una prolongación artificial del disfrute de dicho permiso y una desigualdad en el disfrute entre los diferentes regímenes de trabajo en la empresa.

El caso concreto enjuiciado

El 16-3-2020, la empresa demandada publicó un comunicado sobre «criterio para el disfrute interrumpido del permiso de paternidad «del siguiente tenor literal:

«Se elabora el criterio de aplicación que seguidamente se detalla para el disfrute de paternidad de forma interrumpida:

a.- Se disfrutará obligatoriamente de las 4 semanas (2020) o 6 semanas (2021) inmediatamente posteriores al parto, comenzando el cómputo de nacimiento y contándose las semanas completas, es decir, si el nacimiento tiene lugar un martes, la semana completa finalizará al lunes siguiente.

b.-Si se optara por el disfrute interrumpido de las 8 semanas (2020) o 10 semanas (2021) restantes, se realizará atendiendo al número de días de trabajo y descanso que por cuadrante tuviera establecidos de disfrutarse de forma continuada, eliminando de dicho cómputo los días de vacaciones establecidos en cuadrante, que se consideran como de trabajo a efectos del cómputo.

En cualquier caso, para garantizarse una igualdad efectiva de todo el personal, si el cómputo de semanas de lunes a domingo el disfrute es de cinco días de trabajo y dos de descanso, se establecerá un disfrute mínimo de 40 días laborables y 16 de descanso para 2020 y de 50 días laborables y 20 de descanso para 2021.

Por parte de los sindicatos se solicita que se dicte sentencia por la que se declare la nulidad del comunicado de 16 de marzo de 2020 titulado «criterio para el disfrute interrumpido del permiso de paternidad».

La sentencia de la AN

La controversia se centra en determinar si, en el disfrute del permiso de paternidad se opta por el disfrute interrumpido de las ocho semanas en 2020 o 10 semanas en 2021 restantes, una vez disfrutadas las semanas ininterrumpidas e inmediatamente posteriores a la fecha de nacimiento, cuando los trabajadores que accedan a dicho permiso se encuentren prestando el trabajo mediante un sistema rotativo de turnos, el disfrute de este permiso, debe ser en días laborables, es decir que todas las semanas se disfruten en días de trabajo efectivo según cuadrante, como sostienen los sindicatos demandantes o debe ser teniendo en cuenta la semana laboral de lunes a domingo que se compone de cinco días de trabajo y dos de descanso, tesis mantenida por la empresa demandada.

La Audiencia Nacional desestima la demanda y declara lícito el criterio utilizado por la empresa para el disfrute de la paternidad. Entre sus argumentos:

Si se siguiera el criterio postulado por la parte demandante, las primeras seis semanas continuadas contienen días laborales y días de descanso, mientras que las 10 semanas restantes carecen de proporcionalidad, puesto que no existen días de descanso en su disfrute, eligiéndose exclusivamente períodos de trabajo continuados de siete días conforme al sistema de turnos TX establecidos la empresa, descansando/librando días intermedios en dicho disfrute.

Como sostiene la empresa, razona la AN, cuando el disfrute del permiso es de semanas interrumpidas, se trata de un permiso que no exonera de trabajar en días en los que existe obligación de prestar servicio.

No se trata de un permiso que contemple su disfrute en días laborables, sino que se trata de la suspensión del contrato durante 10 semanas interrumpidas, con la proporcionalidad de días de trabajo y descanso que corresponda, desde la finalización de la suspensión obligatoria posterior al parto hasta que el hijo o la hija cumpla 12 meses.

Además, si se siguiera el criterio de la parte demandante, supondría una prolongación exacerbada del disfrute del permiso de paternidad ya que en el turno 2TD se disfrutarían de 112 días y 16 semanas; en el turno 3TX se disfrutarían 158 días y 22,57 semanas y en el turno 2TX se disfrutarían 149 días y 21, 29 semanas, lo que generaría una desigualdad en el disfrute de este permiso entre los diferentes regímenes de trabajo en la empresa.

En definitiva, desestima la demanda, declarando ajustado a derecho el criterio utilizado por la empresa.

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies