24 Ene
lopdgdd política corporativa internet

No es necesariamente discriminatorio no abonar ticket comida en teletrabajo porque es «absurdo» hablar de jornada partida en teletrabajo

La Audiencia Nacional desestima la demanda interpuesta por un sindicato que reclamaba que a las personas en teletrabajo se les abonase el ticket comida. Descarta la AN que en este caso se esté produciendo un trato discriminatorio (SAN de 21 de diciembre de 2023)

Se desestima la demanda en la que se plantea un trato diferenciado por razón de la fecha de ingreso respecto del ticket de comida porque se llega a la conclusión de que el trato dispensado
por el empresario a los contratados antes y después de enero de 2002 es el mismo y además» sería ilógico que ese ticket se abonara a quienes con independencia de la fecha de ingreso teletrabajen total o parcialmente».

El caso concreto enjuiciado

El 14-6-2022 por UGT se formuló demanda de conflicto colectivo, autos 199/22, en la que solicitaba que se:

«declare el derecho de las personas trabajadoras contratadas a partir del mes de enero de 2022 a percibir los tickets restaurante en las mismas condiciones que las personas trabajadoras que se encontraban de alta en la empresa con anterioridad a dicha fecha

Asimismo, que se declare la obligación empresarial de abonar al colectivo afectado por el presente conflicto las diferencias producidas por la decisión de no abonar los tickets restaurante desde el mes de enero de 2022.

La sentencia de la AN: ticket comida en teletrabajo. No procede

– Si contrastamos lo que se solicita por ELA con el comunicado del empresario en el que se fijan las condiciones de percibo del ticket restaurante para los contratados después de enero de
2022, llegamos a la conclusión de que la única diferencia real es la relativa a que el ticket pueda ser percibido teletrabajando total o parcialmente.

Efectivamente:
– Que el ticket se abone en cuantía de 6 euros diarios es condición reconocida e igual a la pretendida

– Que la jornada sea completa o reducida también se respeta desde el momento en que el comunicado empresarial indica que la jornada realizada corresponda con la pactada en el contrato, de modo que si ésta es reducida, también se tendrá derecho al citado ticket

– Que se perciba cuando se esté prestando servicios en el cliente también se reconoce en el comunicado cuando se indica que la jornada se realice de manera 100% presencial en las oficinas de la empresa o en las del cliente

– La combinación de estos dos supuestos evidencia que también se tendrá derecho al ticket cuando se presten servicios en el cliente en el marco de un contrato de jornada reducida

En consecuencia, la única diferencia existente entre lo que se pide y lo que en el comunicado se reconoce a los contratados desde enero de 2022, es la relativa a que se pretende que el ticket se abone a situación de teletrabajo total o híbridas.

Pues bien, la prueba practicada no acredita en ningún caso que a los contratados antes de enero de 2022, cuando trabajen a distancia el ticket ser les esté abonando.

Al contrario, en las ofertas de empleo para este personal y conforme prueba que la empresa aporta indicaba que tenían derecho a tickets comida de 6 euros por cada día de trabajo efectivo en jornada partida.

La jornada partida, como requisito constitutivo del derecho al ticket, evidencia que se abona cuando se prestan servicios fuera del domicilio propio, sea en las instalaciones del empresario o en las del cliente, pues resulta absurdo que se hable de jornada partida trabajando a domicilio y carece de razonabilidad además que si quien trabaja a domicilio interrumpe su actividad laboral, por esta razón tenga derecho a ticket de comida.

Por tanto no existe diferencia alguna entre los contratados por el empresario antes y después de enero de 2022, lo que conduce a la desestimación de la demanda, siendo indiferente el hecho de que el derecho al ticket de comida esté configurado como una condición de carácter colectivo o individual.

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos