25 Mar
extinción por no superar periodo de prueba baja por enferemdad

Pillada por Instagram: despido procedente (aprovechar la baja para intentar montar un negocio con su pareja)

Ratificada la declaración de procedencia del despido de una trabajadora por actividades incompatibles con su baja por IT. La trabajadora anunció en su Instagram la apertura de un negocio (STSJ de Castilla-La Mancha de 11 de enero de 2024; prueba de detectives).

Razona la sentencia (ratifica el fallo del JS) que ha quedado acreditado que, o bien habría simulado una dolencia muscular para obtener una baja médica a fin de abrir la academia que había constituido, o al menos habría desarrollado actividades incompatibles con la situación de incapacidad temporal habida cuenta los requerimientos propios de una y otra actividad y la dolencia que justificó la IT.

El caso concreto enjuiciado

El 19.12.2022 la empresa le comunicó por escrito su despido disciplinario mediante carta fechada el 16.12.22, por transgresión de la buena fe contractual y por utilizar una situación de incapacidad temporal declarada por un servicio médico para realizar tareas laborales en otra entidad, incompatibles con la situación de IT, de conformidad con el art. 42.3 c ) y d) del Convenio Colectivo en relación con el art. 54 d) ET .

En la carta de despido ase le indica que el despido tiene efectos desde el momento de la recepción de la comunicación, que durante su baja por enfermedad común de 17.11.22 a 5.12.22 llegó información a la empresa de que estaba realizando tareas laborales en otro lugar compatibles con su situación, y que se emitió un informe por detective privado que constató que durante dicho período había realizado trabajos en el Local » (…) , tras haber anunciado su apertura desde su cuenta de Instagram.

El 25.11.22 la empresa encargó a un detective privado la investigación de la actividad laboral de la trabajadora demandante.

El detective comprobó que en la red social Instagram existía una cuenta de usuario a nombre de la Sra. Crescencia , con el pseudónimo de DIRECCION001 , junto a su número de teléfono móvil, con varias publicaciones, una de ellas, la de 21.11.22 que decía «el próximo día 26 de noviembre, a las 18’00 horas, abre sus puertas (…).

La sentencia del TSJ: Despido procedente. Actividades incompatibles con la baja

El TSJ ratifica la declaración de procedencia del despido.

La condición determinante para valorar la justificación y proporcionalidad del despido disciplinario de trabajadores en situación de baja por enfermedad es la repercusión que en la evolución o curación del proceso patológico puedan tener las actividades desarrolladas por los trabajadores durante ese período.

En los supuestos como el presente, de prestación de servicios durante la baja por incapacidad, la jurisprudencia ha venido señalando que tal situación no impide al trabajador el hacer vida normal o el desarrollo de actividades compatibles con el tratamiento médico, que no perjudiquen o retrasen su curación ( STS 14 de febrero 1984).

Por ello, «no toda actividad desarrollada durante la situación de incapacidad temporal puede calificarse como conducta desleal sancionable con el despido, sino sólo aquella que, dotada de suficiente gravedad e intencionalidad y a la vista de las circunstancias concurrentes, en especial, la índole de la enfermedad y las características de la ocupación, sea susceptible de perturbar la curación del trabajador o evidencie la aptitud laboral de éste, con la consiguiente simulación en perjuicio de la empresa» ( SSTS 29 de enero 1987 y 24 de julio de 1990).

Lo esencial, por tanto, es determinar si la actividad desarrollada en la situación de incapacidad laboral transitoria, a la vista de las circunstancias concurrentes, y en concreto, la índole de la enfermedad y las características de la ocupación puede perturbar la curación de la trabajadora, o evidencia que se encuentra capacitada para el desempeño de las tareas propias de su puesto de trabajo.

Partiendo de tales consideraciones, del inmodificado relato de hechos de la sentencia se pone de manifiesto que la actora causó baja por enfermedad del 17/11/2022 al 05/12/2022 siendo el diagnóstico «otros trastornos de los músculos», y la descripción de la limitación que le provocaba «dolor que no permite trabajo habitual».

Sin embargo, y a pesar de estar en situación de IT, anunció en redes sociales la apertura el 26/11/2022 de la academia de formación para uñas » DIRECCION001 «, entidad que había sido constituida por la trabajadora y su pareja el 23/11/2022.

Posteriormente a esa fecha, los días 28/11/2022, 30/11/2022 o 01/12/2022, la actora se encontraba en dicho centro durante gran parte del día, ella sola, de lo que cabe presumir que realizando las labores propias del centro, o al menos labores de manicura, constando que el segundo de los días le realizó la manicura al detective privado contratado por la empresa.

Concluye el TSJ que si ponemos en relación los requerimientos que implican esta actividad con los propios de la actividad dentro de un centro de formación y cuidado de uñas, y aun cuando entendiéramos como acreditado que tan solo realizó durante el período de IT labores de manicura, o que su trabajo en la entidad demandada precisaba bipedestación constante, cabe entender, como señala la sentencia, que o bien habría simulado una dolencia muscular para obtener una baja médica a fin de abrir la academia que había constituido, o al menos habría desarrollado actividades incompatibles con la situación de incapacidad temporal habida cuenta los requerimientos propios de una y otra actividad y la dolencia que justificó la IT.

Los hechos por los que ha sido despedida no solo son los previstos en los preceptos del convenio por los que ha sido despedida, sino que tales hechos tienen entidad suficiente para justificar el despido en los términos apreciados por la jurisprudencia, lo que determina la desestimación del recurso.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos