20 Nov
sentencia

TSJ de Madrid: si los sindicatos no responden, cabe elaboración unilateral del Plan de Igualdad

Uno de los mayores problemas en torno a los Planes de Igualdad (obligatorio para empresas a partir de 50 personas trabajadoras) es la negociación del plan de igualdad cuando no hay en las empresas representación legal de los trabajadores.

El Tribunal Supremo (y esto es importante dejarlo claro) ha sentenciado que no cabe comisión ad hoc y que hay que efectuar el llamamiento a los sindicatos mayoritarios para negociar el plan. Ahora bien, en la práctica se están produciendo en muchas empresas llamamientos infructuosos a los sindicatos (dado el volumen de peticiones que hay) y esto lleva a las empresas a un callejón sin salida.

Pues bien, tenemos ya diversos pronunciamientos que abren la puerta a que se pueda implantar unilateralmente el plan cuando la empresa pueda acreditar que ha intentado de forma reiterada el llamamiento a los sindicatos mayoritarios y éstos no han respondido. Y ese es el caso de la sentencia del TSJ de Madrid de 17 de octubre de 2023.

El caso concreto enjuiciado

La cuestión que se suscita en el presente litigio se centra en determinar si en casos excepcionales en los que una empresa con una plantilla superior a 50 trabajadores no cuenta con órganos unitarios representativos del personal adscrito a los diferentes centros de trabajo y los sindicatos más representativos del sector convocados para intervenir en la negociación del Plan de Igualdad no responden a los llamamientos eectuados a tal fin de manera reiterada, ha de otorgarse validez al Plan aprobado por la comisión negociadora constituida exclusivamente por miembros de la patronal, o dicho en otros términos, si el plan implementado unilateralmente por la empresa, ha de ser registrado en el REGCON.
En el caso concreto enjuiciado, mediante escritos de 25 de octubre de 2022 la mercantil accionante se dirigió a las Federaciones de Industria de UGT y CCOO como sindicatos más representativos del sector a fin de comunicarles su intención de iniciar la negociación y aprobación de un Plan de Igualdad y de instarles para que formasen parte de la comisión negociadora, sin que las centrales sindicales atendieran la invitación cursada a pesar de los sucesivas comunicaciones realizadas a tal fin.
Con fecha 28 de diciembre de 2022 se constituyó la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, integrada exclusivamente por representantes de la empresa y en la reunión celebrada en esa misma fecha se aprobó dicho Plan, que el día siguiente fue remitido a la Dirección General de Trabajo a efectos de su registro.
El 16 de febrero de 2023 el Subdirector General de Relaciones Laborales requirió a la empleadora para que acreditase la constitución de la comisión negociadora en los términos exigidos reglamentariamente, y el siguiente día 23 la empresa evacuó escrito de alegaciones, tras lo que el Subdirector General le comunicó el 15 de marzo de 2023 que debería agotar todas las posibilidades requiriendo nuevamente a a las centrales legitimadas para que formasen parte de la comisión negociadora, pues en otro caso el plan no podría ser inscrito en el registro telemático de REGCON, presentando la demandada escrito de contestación el siguiente día 22.
Mediante resolución de 4 de abril de 2023 la Subdirección General de Relaciones Laboral desestimó la inscripción del Plan de Igualdad, decisión contra la que la empresa interpuso recurso de alzada, que fue desestimado por resolución de la Ministra datada el 28 de junio de 2023.
Recurre la empresa a los tribunales que fallan a su favor declarando la legitimidad del plan y su registro.

La sentencia del TSJ de Madrid

El TSJ de Madrid falla a favor de la empresa y entiende que en estos casos «excepcionales» donde la empresa acredite que ha intentado de forma reiterada contactar con los sindicatos sin resultado cabe la elaboración unilateral del plan de de igualdad y debe registrarse ante el RECGON. Y esto es así, razona el TSJ, por las siguientes razones:
1. Cuando los los sindicatos más representativos no accedan a formar parte de la comisión negociadora a pesar de los sucesivos requerimientos realizados, esto no dispensa al empleador de la obligación legal de contar con un Plan de Igualdad, ni se erige en justo título para eximirle de las consecuencias negativas derivadas de su inexistencia, en defecto de previsión legal al respecto.
2. En esa tesitura, y cerrada también la vía para que la ausencia de representación unitaria o sindical pueda salvarse mediante la creación de una comisión «ad hoc» elegida por los trabajadores al carecer esa fórmula de amparo normativo, no se puede exigir al empleador que remueva obstáculos que no está en su mano eliminar, ni condenarle a él y a sus trabajadores a su servicio a no contar «sine die» con un Plan de Igualdad.
3. Ante una situación excepcional como la descrita de imposibilidad negociadora no querida por quien puso todos los medios a su alcance para constituir adecuadamente la comisión negociadora, debe admitirse la validez del Plan implementado unilateralmente por la empresa o aprobado por una comisión integrado exclusivamente por representantes designados por la misma.
Por tanto, la autoridad laboral debe proceder a su inscripción con arreglo a lo dispuesto en el art. 11.1 del Real Decreto 901/2020, a virtud del cual los planes de igualdad serán objeto de inscripción obligatoria en registro público, cualquiera que sea su origen o naturaleza, obligatoria o voluntaria, y hayan sido o no adoptados por acuerdo entre las partes, debiéndose asimilar el
supuesto analizado de inexistencia de comisión negociadora paritaria por causa ajena a la empresa y no atribuible a la misma, al que se produce cuando un plan es adoptado sin acuerdo.

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos