16 Sep
sentencias laborales 2021

Nueva sentencia declarando lícitos los despidos tras un ERTE por Covid al ser las causas diferentes (no aplica el «prohibido despedir»)

Seguimos con las sentencias en torno al llamado «prohibido despedir» (art. 2 del RDLey 9/2020). Nueva sentencia declarando lícito un despido tras un ERTE por Covid19 al entender que ha quedado acreditado que las causas son diferentes (TSJ de Galicia de 22 de junio de 2021).

Razona la sentencia las causas de una y otra medida (suspensión colectiva de los contratos de trabajo y despido objetivo) son diferentes: una se funda en la paralización de las obras a las que se dedica la empresa contratista -cuyo cliente es al 95% una misma empresa-, y otra es la disminución de la facturación desde hace dos años.

Esto (caída de facturación) se refleja en un sobredimensionamiento de la plantilla (no se discute en Suplicación la realidad de la causa alegada para justificar el despido).

La sentencia

La única cuestión que esta Sala se puede plantear, razona el TSJ es si, siendo la causa de la suspensión parte de la
de extinción (al menos como causa mediata), se puede considerar diferente de las previstas en el RDL 9/2020.

En este sentido, la pandemia (y su efecto inmediato de «paralización») ha tenido una incidencia importante
en la propia disminución de la facturación de la empresa (por la reducción de pedidos de su cliente), que -a la postre- viene a habilitar el despido.

En nuestra opinión, señala el tribunal, es perfectamente compatible una y otra cosa, porque la causa del despido es más profunda y más grave que la mera suspensión de los 59 contratos de trabajo, aparte de que la dicción a la que se remite el propio artículo 2 RDL 9/2020 -el artículo 22 RDL 8/2020 -, que entiende como causa justificativa de la reducción o suspensión del contrato de trabajo aquéllas «que tengan su causa directa en pérdidas de actividad c omo consecuencia del COVID-19 (…).

La dicción no permite incluir las pérdidas originadas en la facturación por disminución de encargos de su cliente, ya que se está pensando en que la causa directa (inmediata) de la reducción/suspensión sea el cierre o suspensión de actividades por la pandemia o cuarentenas, pero no el efecto colateral que sobre la actividad pueda tener una decisión empresarial de otra entidad, que decide cancelar pedidos.

Es decir, aquí la empresa se ve afectada por el COVID sí, pero no directa, sino indirectamente por efecto de su contratista.

En otras palabras, es cierto que -posiblemente- la decisión del cliente de reducir esos encargos, cancelarlos o posponerlos tenga que ver con la situación sanitaria, sin embargo, no lo es directamente en alguna de las causas recogidas en el artículo 22 RDL 8/2020 , porque ni tiene su causa directa en el COVID, sino indirecta (por una modificación del mercado), ni puede incluirse en la relación de supuestos recogidos: suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público, falta de suministros, contagio de la plantilla, etc.

Por ello, entendemos que nos encontramos ante una causa distinta de la utilizada para suspender los contratos
y que no tiene encaje en la prohibición del RDL 9/2020.

Por tanto ello, y al haber quedado acreditadas las causas, se desestima el recurso interpuesto por el trabajador, ratificando la declaración de procedencia del despido.

NOTA: Esta sentencia va en línea con otras dictadas por la misma sala del TSJ de Galicia, respecto de otros trabajadores de la misma empresa, en idénticas circunstancias que el trabajador (sents.  de 22 de marzo de 2021 al resolver recurso de suplicación nº 65/2021 y sent. 9 de marzo de 2021 Sentencia nº 965/2021 al resolver recurso de suplicación nº 54/2021).

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies