08 Jul
sentencias laborales 2021 retribución variable

Propinas: consideración como msct y discriminación por excluir a los trabajadores temporales

El Tribunal Supremo ha sentenciado que las propinas pueden convertirse en un derecho adquirido para los trabajadores y, si es así, no cabe su prohibición unilateral por parte de la empresa.

Asimismo, determina la nulidad de la política de la compañía que excluía del reparto del bote de las propinas a los trabajadores temporales (sent. del Tribunal Supremo de 17 de junio de 2021).

La sentencia cuenta con un voto particular discrepante de un magistrado que considera que no existe en este caso msct al ser las propinas de ¨escasa cuantía y trascendencia”.

El caso concreto enjuiciado

Los sindicatos Comisiones Obreras de Asturias y Unión General de Trabajadores interpusieron demanda de conflicto colectivo del que conoció la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Solicitaban que se declare la nulidad de la decisión adoptada por la empresa de suprimir las propinas en los centros de trabajo indicados, y se reconozca el derecho de los trabajadores afectados a continuar recibiendo de los clientes usuarios, si así lo desean, las propinas que hasta ahora venían percibiendo en los mismos términos y condiciones.

El importe anual que recibe cada trabajador o trabajadora por las propinas es de unos 90 ó 100 euros aproximadamente, dinero que se reparte solamente entre los trabajadores fijos pero no entre los temporales.

La empresa gestiona cinco establecimientos de restauración colectiva en Asturias y, tras examinar los resultados de una auditoría interna (septiembre y octubre de 2018), acuerda prohibitr los “botes” para propinas.

El 5 de noviembre de 2018 comunica a diversos miembros de su plantilla que ya no es posible admitir propinas, además de otras muchas medidas.

A partir de entonces en los tiques de caja aparece la frase “no se admiten propinas”. Un cartel indica que “nuestra mejor recompensa es que usted vuelva a visitarnos por eso no aceptamos propina”.

El TSJ desestimó la demanda apelando, entre otros argumentos, a que las propinas poseen naturaleza extrasalarial y dependen de la decisión de los clientes, luego no cabe generar una condición más beneficiosa puesto que es algo ajeno a ella.

La sentencia del Supremo

Sin embargo, el Tribunal Supremo revoca la sentencia dictada por el TSJ y estima en parte la demanda interpuesta por los sindicatos en el sentido de:

– declarar la nulidad de la decisión adoptada por la empresa sobre percepción de propinas y

– declarar el derecho de los trabajadores afectados por el conflicto colectivo a continuar recibiendo propinas por parte de la clientela, pero sin excluir a quienes están laboralmente vinculados mediante relaciones de duración determinada.

La parte que desestima el Tribunal Supremo es la parte en la que los sindicatos pedían mantener “los mismos términos y condiciones” por suponer una discriminación para los trabajadores temporales

Deja claro el Supremo que “no podemos asumir en nuestro fallo la íntegra conservación de “los mismos términos y formas” que los precedentes”.

Esto es así porque queda constancia de que se viene dando un diverso trato en función de la duración contractual (indefinidos vs. relaciones temporales), regla opuesta a diversas normas de la UE y nacionales (comenzando por la muy clara del artículo 15.6 ET).

Sobre la consideración como msct

En primer lugar, el Tribunal Supremo deja claro que “consideramos que la empresa puede acordar válidamente la
prohibición de que su plantilla sea gratificada por la clientela, por así derivar de su poder de organización y dirección (arts. 1.1 y 20.1 ET)”.

Ahora bien, cuando esa posibilidad de ganancia económica y recompensa moral preexiste ha de seguir el procedimiento fijado al efecto por el artículo 41 ET (msct), por estar ante una condición de trabajo cuya eliminación posee relevancia desde diversas perspectivas.

Y razona el Supremo que en este caso ha quedado acreditado que la percepción de las propinas se había convertido en un derecho adquirido (condición más beneficiosa) para los trabajadores.

Lo que ha hecho la empresa en este caso es eliminar unilateralmente una posibilidad de ingresos adicionales alguna, terminando con una práctica bien conocida en el sector y abortando la posibilidad de disfrutar del reconocimiento moral sobre la calidad o esmero en la tarea desempeñada.

Y en cuanto al importe de la propina, razona el TS que su importe, así como su propia existencia, es del todo incierto, pues depende de la libre voluntad de terceros; no cabe cifrar su valor económico por lo que haya sucedido en el pasado.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies