25 Jun
conceptos en nómina claros

¿Puede retractarse la empresa de un despido durante el periodo de «preaviso» (vacaciones)?

¿Puede una empresa retractarse de la comunicación de despido disciplinario  efectuada a un trabajador durante el plazo de preaviso (entendiendo por preaviso las vacaciones no disfrutadas)? Se pronuncia la reciente sentencia del TSJ de Castilla y León de 20 de mayo de 2024 (desestima recurso de la trabajadora y ratifica la licitud de la retractación efectuada por la empresa)

Razona el TSJ que la cuestión de si la retractación es o no correcta ha sido abordada por el Tribunal Supremo en distintas sentencias y para resolver dicha cuestión la clave está en si la empresa se retracta de su decisión de extinguir el contrato mientras la relación laboral se encuentra vigente.

El caso concreto enjuiciado

Mediante comunicación escrita de 31 de julio de 2023 y efectos del siguiente 24 de agosto de 2023 la empresa notificó a la demandante su despido disciplinario por disminución del rendimiento

La trabajadora instó conciliación por despido y cantidad el 17 de agosto de 2023.

Mediante comunicación de 22 de agosto de 2023 la empresa notificó a la trabajadora que «Se retracta del despido notificado a vd. el pasado día 31 de julio de 2023 y que tenía efectos el próximo 24 de agosto de 2023.

Por ello y dejando sin efecto el mismo, continúa la relación laboral como hasta ahora sin modificación alguna.

Deberá incorporarse a su puesto de trabajo el día 24 de agosto de 2023.»; la decisión le fue comunicada a la demandante mediante burofax de la misma fecha y entregado a la demandante el 31 de agosto de 2023, así como mediante WhatsApp de 22 de agosto de 2023.

La trabajadora inició proceso de incapacidad temporal el 23 de agosto de 2023.

La Sentencia nº 55/2024, de 26 de febrero de 2024, dictada por el Juzgado de lo Social nº 3 de Valladolid  desestima la demanda de despido interpuesta por la trabajadora.

La STJS de Castilla y León: cabe retractarse del despido

El TSJS de Castilla y León desestima el recurso interpuesto por la trabajadora y declara la firmeza de la sentencia dictada por el JS.

Considera la trabajadora que su despido se produce en fecha 31 de julio de 2024, siendo efectivo desde dicha fecha, de modo que las comunicaciones de la empresa pretendiendo su retractación del despido son,
las tres, de fecha 22 de agosto de 2023, esto es, posteriores y recibidas el 31 de agosto siguiente.

Entiende que no cabe hablar de «periodo de preaviso» porque exista una distancia de fechas entre la comunicación del despido y si «fecha de efectividad», siendo que el despido ya esta realizado, la relación laboral extinguida, y lo que se produce hasta el 24 de agosto no es un «preaviso», sino el disfrute de sus vacaciones.

Sin embargo, no comparte este criterio el TSJ.

El TSJ realiza un repaso por la jurisprudencia del Tribunal Supremo en la materia y recuerda que mientras el despido no se hace efectivo, momento en el que se extingue y su rehabilitación requiere
la voluntad de las dos partes y no de una sola, cabe concluir que la retractación empresarial producida antes de que llegue ese momento es válida y produce como efecto principal el de que el contrato no llegue a extinguirse.

En apoyo de esta solución puede decirse que el preaviso es simplemente el anuncio previo de que próximamente se va a rescindir el contrato, pero se trata sólo de una advertencia que se hace por exigencia de la Ley para prevenir al otro de algo que se realizará. El contrato no se extingue, por ende, ese día, sino aquél en el que se decide el cese y se liquida, conforme al artículo 49-2 del Estatuto de los Trabajadores .

En el mismo sentido reiterado en La STS de 28 de octubre de 2014, rcud 2268/2013 , en relación a la dimisión del trabajador, señala:

» Nuestras sentencias de 7 diciembre 2009 (rec. 20/2009), 1 de julio de 2010 (rec. 3289/2009) y la de 7 de julio de 2012 (rec. 224/2011), que actúa como referencial en este recurso, han sentado una importante doctrina, cambiando el tradicional criterio, la cual puede resumirse del siguiente modo:

A partir del momento en que se admite la retractación del despido durante el período de preaviso, la misma solución había que dar al caso de la dimisión, lo que además resulta más conforme al principio de conservación del puesto de trabajo y es una solución más coherente con el principio general de conservación del negocio jurídico.

Y eso es lo que debe considerarse producido en autos, por cuanto la comunicación escrita del despido disciplinario se notifica el 31 de julio de 2023, fijando los efectos del siguiente 24 de agosto de 2023. Dicho periodo queda igualmente señalado como disfrute de vacaciones de la actora, esto es, vigente la relación laboral.

Mediante comunicación de 22 de agosto de 2023, es decir, antes de la fecha de efectos de extinción de la relación laboral, la empresa notificó a la actora que «Se retracta del despido notificado a vd. el pasado día 31
de julio de 2023 y que tenía efectos el próximo 24 de agosto de 2023. Por ello y dejando sin efecto el mismo, continúa la relación laboral como hasta ahora sin modificación alguna.

Deberá incorporarse a su puesto de trabajo el día 24 de agosto de 2023.», dándose por acreditada la recepción de la misma mediante whatasapp en la misma fecha y mediante burofax, emitido en la misma fecha entregado a la demandante el 31 de agosto de 2023.

Sin embargo, la demandante instó conciliación por despido y cantidad el 17 de agosto de 2023, esto es, antes de esperar a la finalización del plazo de preaviso para la extinción definitiva de la relación laboral.

En consecuencia, no puede entenderse sino que el empresario desistió, retractándose del despido y sus efectos, de forma expresa, al comunicar su retractación y continuación de la relación laboral en las mismas condiciones, en la fecha de preaviso, antes de la fecha fijada para los efectos del despido disciplinario y de la extinción de la relación jurídica laboral, sin constar que la hubiera dado de baja en la Seguridad Social ni liquidar hasta la fecha.

En consecuencia, y en aplicación de la jurisprudencia del TS debemos desestimar del recurso, confirmando la estimación de la excepción opuesta de falta de acción, dado que la actora ejercitó la misma cuando la relación se encontraba vigente y con anterioridad a la fecha de un despido (24 de agosto de 2023) que nunca se produjo puesto que la empresa le comunicó durante el preaviso su decisión de dejar sin efecto la extinción del contrato, habiendo mantenido a todos los efectos su alta por cuenta de aquélla sin solución de continuidad y no existiendo por tanto un despido.

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos