11 Abr
quitar el paro por irse al extranjero tribunal supremo

Ratificada la nulidad del despido de una trabajadora que reclamó por Whatsapp días de vacaciones

El TSJ de Cantabria ha ratificado la declaración de nulidad del despido por vulneración de la garantía de indemnidad de una trabajadora que había reclamado por Whatsapp días de vacaciones (STSJ de Cantabria de 22 de febrero de 2024).

Razona el tribunal que ha quedado acreditado que la trabajadora no se limitó a manifestar su desacuerdo con la falta de respuesta empresarial, sino que expresó su voluntad de entablar las correspondientes acciones de reclamación, tal como evidencia la mención que efectúa en la conversación por Whatsapp con uno de los encargados.

Además, esa misma trabajadora había realizado una denuncia por acoso (aunque fue archivada al entender que no se habían detectado indicios de acoso).

El caso concreto enjuiciado

Con fecha de 17 de febrero de 2022, por el Responsable de Salud Laboral de CCOO Industria de Cantabria, se dirigió comunicación a la empresa demandada para restablecer un clima laboral adecuado en relación a la denuncia de la actora de comportamientos constitutivos de acoso laboral.

La empresa demandada, tras la aplicación del protocolo de actuación y prevención de acoso laboral, sexual o por razón de sexo, con fecha de 26 de mayo de 2022, emitió informe, en el que se expresaba que no se habían detectado indicadores de la existencia de acoso laboral.

El 29 de octubre de 2022, la trabajadora solicita el disfrute de tres días de vacaciones.

El día 9 de noviembre de 2022, la trabajadora, mediante sendos correos electrónicos, solicitó a la empresa demandada el calendario anual, antes del 1 de diciembre de 2022, y reiteró su petición de tres días de vacaciones.

Consta en las actuaciones y se da por reproducida la conversación de Whatsapp mantenida por la trabajadora con uno de los encargados de la empresa demandada ( Carlos José ), los días 9 y 16 de noviembre de 2022.

Con fecha 17 de noviembre de 2022, la empresa comunica el despido disciplinario a la trabajadora por incumplir las normas de seguridad e higiene en el trabajo (reiteradas faltas muy graves, recogidas en el artículo 49. punto 11, y punto 24 del Convenio Colectivo Estatal de Estaciones de Servicio, así como el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores)

La sentencia: despido nulo. Se habían reclamado vacaciones por Whatsapp

El TSJ ratifica la declaración de nulidad del despido por vulneración de la garantía de indemnidad.

Queda acreditado que la trabajadora solicitó días de vacaciones el 29 de octubre de 2022.

Ante la falta de respuesta, reiteró dicha solicitud el 9 de noviembre de 2022 mediante correo electrónico, solicitando además el calendario anual antes del 1 de diciembre de 2022. En la misma fecha 9 de noviembre de 2022 mantuvo una conversación por Whatsapp con uno de los encargados ( Carlos José ), con quien, de nuevo, trató el tema de la solicitud de vacaciones.F

Finalmente, por la misma vía, el día 16 de noviembre de 2022, preguntó al mismo encargado si se sabía algo de su solicitud de vacaciones y sobre su horario, haciéndole saber que, en el sindicato, Comisiones Obreras, le habían informado de que el «siguiente paso es reclamarlo ellos» (hecho probado sexto).

Un día después, esto es, el 17 de noviembre de 2022 recibió la carta de despido que es objeto de impugnación.

Por tanto, en el presente caso nos encontramos ante dos peticiones internas que no obtuvieron respuesta alguna por parte de la empleadora.

Es cierto que como se recoge en la citada STS de 15 de noviembre de 2022, las reclamaciones internas de derechos en el seno de la empresa, cuando el empresario no las acepta, pueden agotarse en la propia empresa o bien dar lugar a una posterior reclamación judicial, pues no toda reclamación interna es seguida de una reclamación judicial.

Ahora bien, en el presente caso,  la trabajadora no se limitó a manifestar su desacuerdo con la falta de respuesta empresarial, sino que expresó su voluntad de entablar las correspondientes acciones de reclamación, tal como evidencia la mención que efectúa en la conversación por Whatsapp con uno de los encargados el día 16 de noviembre de 2022.

Por tanto, en realidad, nos encontramos ante una actividad previa directamente encaminada al ejercicio de la tutela judicial efectiva, en el sentido expresado en la STC 55/2004. Estamos, por lo tanto, ante una reclamación interna que activaría la garantía de la indemnidad y que, además, va precedida de una denuncia por acoso interpuesta por la trabajadora, que dio lugar a la comunicación remitida a la empresa el 17 de febrero de 2022 para restablecer el clima laboral y al informe empresarial.

Y puesto que existen claros indicios de vulneración del derecho fundamental de la trabajadora a la tutela judicial efectiva, en su vertiente de la garantía o derecho a la indemnidad y la empresa no ha justificado una causa objetiva y razonable para despedir, se ratifica la nulidad del despido.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos