16 May
quitar el paro por irse al extranjero tribunal supremo

Rechazada una petición de teletrabajo (por la vía del art. 34.8 del ET) al exigir el cliente presencialidad

La conflictividad en torno a las peticiones de adaptación de jornada por conciliación por la vía del art. 34.8 del ET (incluyendo, entre otros, la posibilidad de pedir teletrabajo) están siendo fuente de elevada conflictividad en los tribunales de lo social. Estas peticiones se dirimen caso por caso, realizando una ponderación de intereses de ambas partes.

Hoy analizamos esta sentencia del TSJ de Castilla y León en la que se desestima el recurso interpuesto por una trabajadora frente a la sentencia del JS que desestimó su petición de teletrabajo (STSJ de Castilla y León de 21 de marzo de 2024)

Razona la sentencia que los motivos de denegación han quedado debidamente acreditados por parte de la empresa y que aunque la exigencia del cliente no supone un automático rechazo, es evidente que si exige trabajo presencial, el no cumplimiento de la exigencia puede desencadenas conclusiones fatales para esta línea de negocio y si no existe posibilidad de movilidad a otras unidades de negocio por estar saturadas, el recurso de la trabajadora debe ser desestimado.

El caso concreto enjuiciado

La trabajadora es madre soltera de una hija de 6 años de edad, Micaela , nacida el NUM000 2017.

La menor acude al colegio en horario de 09:00 a 14:00 horas. El colegio no posee programa de madrugadores ni comedor, por lo que Dª Felicisima lleva al colegio a las 9:00 horas y aprovecha el descanso o pvd para ir a recogerla a la salida.

La trabajadora se encuentra teletrabajando desde que empezó la pandemia en marzo de 2020 (con teletrabajo «COVID») y el 3.2.2022 formalizó con el empresa firmando anexo de teletrabajo. Anexo de trabajo a distancia documento nº 4.

En dicho Anexo se indica «I…..La prestación de servicios a distancia por parte del trabajador con anterioridad a la firma del presente acuerdo se debe, en su caso, a la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19″.

Se establece expresmente que la Empresa podrá revocar en cualquier momento la autorización de la actividad del Home Office y / o lugares de trabajo fuera de la Empresa…..»

Se considerará que existe una razón de hecho para la revocación, en particular en los siguientes supuestos:

(…)

porque la empresa cliente para la que se desempeñen los servicios pida la vuelta al site de todos o parte de los agentes

Tras la ejecución del ERE, el 25 de octubre de 2023 le comunican que a partir del 24.11.2023 debe acudir porque la empresa cliente ha solicitado que se vuelva prestar servicio de manera presencial

La trabajadora solicita adaptación de jornada (petición de teletrabajo) por la vía del art. 34.8 del ET

La empresa rechaza la solicitud contestando el 2.11.2023 que:

Una vez finalizada la negociación llevada a cabo entre las partes, la Dirección de la Empresa se pone en contacto con Vd. para comunicarle los motivos por los que nos vemos en la obligación de denegar su solicitud de adaptación de jornada al amparo del artículo 34.8 del Estatuto de los Trabajadores.

La Empresa se encuentra en la obligación de rechazar su solicitud de adaptar su puesto de trabajo en la modalidad de teletrabajo, por razones puramente organizativas y productivas, toda vez que las campañas en las que se presta servicio en el centro de trabajo se encuentran de la siguiente manera:

(Cliente ….): Dicha campaña sólo se presta de manera presencial.

Recurre la trabajadora a los tribunales y se desestima su petición al entender que los motivos de denegación han quedado debidamente acreditados.

La sentencia del TSJ: Denegación de adaptación de jornada (teletrabajo) justificada

El TSJ desestima el recurso de la trabajadora al entender que los motivos alegados para la denegación por parte de la empresa han quedado acreditados y está justificada la negativa.

Razona la sentencia que la juez a quo ha ponderado los intereses en juego y ha concluido que los motivos organizativos impiden la reclamación efectuada.

Aunque evidentemente la exigencia del cliente no supone un automático rechazo, es evidente que si exige trabajo presencial, el no cumplimiento de la exigencia puede desencadenas conclusiones fatales para esta línea de negocio y si no existe posibilidad de movilidad a otras unidades de negocio por estar saturadas, la conclusión extraída por la juez a quo no puede considerarse equivocada, por lo que el recurso interpuesto por la trabajadora ha de decaer y con el la reclamación indemnizatoria pretendida que es la que ha posibilitado el recurso.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos