25 Ago
sentencias jornada 4 días

Recuperar el tiempo de desplazamiento desde la oficina a casa para seguir en teletrabajo: La AN descarta msct dada la situación «especial» y «coyuntural» marcada por la Covid19

¿Has leído hoy en prensa este titular (o parecido): «La AN sentencia que el tiempo empleado para desplazarse a casa para teletrabajar debe recuperarse»? ¿Es así realmente? Te lo aclaramos.

Se trata en primer lugar de la sentencia dictada por la Audiencia Nacional con fecha 12 de mayo de 2021. En ella, la AN descarta la existencia de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo (msct).

La AN declara lícita la decisión de la empresa consistente en que, tras la pausa de la comida, el resto de la jornada laboral se realice en la modalidad de teletrabajo, si bien los retrasos en la incorporación al trabajo tras la comida tienen la consideración de tiempo de trabajo a recuperar.

Razona la AN que esta medida no puede calificarse como msct (art. 41 del ET) al tratarse de una «materia concreta, novedosa, que ha merecido una respuesta específica, temporal y coyuntural«.

La temporalidad de las medidas y las causas de su aplicación- la situación actual generada por la pandemia de forma transitoria y como una medida más de las ya adoptadas para preservar la salud de los trabajadores nos llevan a concluir, señala la AN que «falta el rasgo esencial de la sustancialidad de la modificación».

Por tanto, no nos encontramos en sede del art. 41 del ET sino ante una materia concreta, novedosa, que ha merecido una respuesta específica y coyuntural.

El caso concreto enjuiciado

Dada la situación provocada por la Covid19 una empresa desplegó diversas medidas en torno al teletrabajo. Una de ellas fue implnatar el teletrabajo tras la pausa para la comida.

En concreto, la compañía informó de lo siguiente (2 notas similares emitidas con fecha 15 y 30 de septiembre):

» Como continuación a la Nota Informativa 70/2020, y como consecuencia de la situación actual generada por la pandemia, de forma transitoria y hasta nueva orden, el horario de trabajo de los empleados que están actualmente trabajando de forma presencial durante la citada jornada se desarrollará de la siguiente manera:

1. De lunes a jueves: de forma presencial de 8:00 a 14:00 horas, debiendo a partir de esa hora, registrar la pausa
para la comida y regresar a sus domicilios.

Tras la pausa para la comida, el resto de la jornada laboral se realizará en la modalidad de teletrabajo, finalizando
la misma no antes de:
-Regionales y sucursales: 17:30 horas.
-Oficinas comerciales y Puntos de Venta: 17:45 horas

Si bien los retrasos en la incorporación al trabajo tras la comida tienen la consideración de tiempo de trabajo
a recuperar, dichos retrasos no se considerarán injustificados dado que durante la pausa de comida deberá
realizarse el traslado al domicilio.

No obstante, lo anterior, los citados retrasos deberán recuperarse antes de que finalice la jornada diaria.

Recurre uno de los sindicatos solicitando se declare nula la medida al entender que constituye una msct de las condiciones de trabajo.

La sentencia de la AN

La AN descarta la existencia de msct y declara la licitud de la medida dada la situación «especial», «transitoria» y «coyuntural» provocada por la Covid19.

Además, razona la AN, hay razones relacionadas con la protección de la salud de los trabajadores (evitar que tengan que acceder a lugares de confluencia masiva de público (restaurantes y cafeterías) durante la pausa para la comida

Hay que tener en cuenta, señala la AN, que las actuaciones empresariales traen su causa en la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo , por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria
ocasionada por la COVID que, fue objeto de sucesivas prórrogas hasta el 9 de mayo de 2021 .

Esta situación está motivada por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, «confirma y refuerza algunas medidas que tímidamente se habían tomado, como la de trasladar parte de la actividad laboral al Teletrabajo»

Además, el artículo 5 del Real Decreto Ley 8/20, de 17 de marzo, estipula el «carácter preferente del trabajo a distancia».

A esto se suma que Disposición Adicional 3ª del Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre , de trabajo a distancia entró en vigor el 13.10.2020. Por tanto, es una regulación que no resulta aplicable al supuesto que nos ocupa por razones temporales.

Además, se trata en este caso del ejercicio adecuado del poder de dirección y organización, se ha contado en todo
momento con la RLT a través de un proceso negociador.

En este sentido, razona la AN, el hecho de que se haya logrado un acuerdo solo con CCOO, no minimiza la bondad del proceso negociador ni tacha la actuación empresarial, por esta sola circunstancia, de ilegalidad.

Y además, la decisión empresarial ha tratado de conjugar la obligación de adoptar las medidas impuestas por
la normativa del estado de alarma con la normativa de prevención de riesgos laborales en la que se exige al empresario una diligencia máxima así como con la laboral.

Es cierto, señala la sentencia, que la decisión de la empresa supone, en ocasiones, retrasar la finalización de la jornada laboral, debido a que impone a los trabajadores afectados la recuperación al término de la misma de los retrasos que hayan tenido lugar en el desplazamiento desde su puesto de trabajo presencial hasta su domicilio.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que, en cualquier caso, el trabajador deberá invertir necesariamente un tiempo en el desplazamiento al final de la jornada laboral-

Por tanto, si es necesario recuperar los retrasos que hayan tenido lugar en el desplazamiento , ello no supone que
el trabajador tenga que prestar servicio durante más horas, sino que al evitarse el desplazamiento al finalizar
la jornada, aunque la finalice más tarde, no tendrá que invertir tiempo en el desplazamiento una vez finalizada
la jornada.

En definitiva, concluye la AN, esta temporalidad de las medidas y las causas de su aplicación nos llevan a concluir que falta el rasgo esencial de la sustancialidad de la modificación y a afirmar, en consecuencia, que no nos encontramos en sede del art. 41 del ET sino ante una materia concreta, novedosa, que ha merecido una respuesta específica y coyuntural.

Nuestra valoración

Se trata en definitiva de un caso muy concreto, en una compañía donde se abrió un proceso de negociación con los representantes de los trabajadores y en la que se desplegaron diversas medidas tendentes a proteger la salud de los trabajadores ante una situación excepcional como la provocada por la Covid19.

Se ha justificado la idoneidad de la medida (protección de la salud de los trabajadores, carácter preferente del teletrabajo…) y, especialmente, se trata de una medida «temporal», «coyuntural», vinculada a una situación muy concreta (la provocada por la Covid19 y por el estado de alarma).

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies