16 Jul
sentencias laborales 2021 retribución variable

No constituye dimisión pedir reincorporase en teletrabajo desde el extranjero tras una excedencia voluntaria

El eletrabajo está motivando ya muchas sentencias. En esta ocasión, analizamos una muy interesante del TSJ de Madrid en materia de despido de un trabajador que tras su excedencia pidió reincorporarse en teletrabajo.

El trabajador estaba viviendo en EEUU y pidió la reincorporación. La empresa tenía una política de teletrabajo. El trabajador solicitó reincorporarse en teletrabajo desde EEUU.

La empresa le advirtió que podía teletrabajar pero desde España, dándole un plazo para la reincorporación. El trabajador no se incorporó en ese plazo y la compañía tramitó su baja voluntaria al considerarlo «dimisión».

El TSJ entiende que no existió dimisión puesto que el trabajador (ni explícita ni tácitamente) no manifestó en ningún caso su voluntad de dimitir. Por tanto, despido improcedente (sent. TSJ de Madrid de 12 de mayo de 2021).

El caso concreto concreto enjuiciado

Un trabajador solicitó excedencia voluntaria para el periodo de 23.04.2012 a 22.04.2015, que le fue concedida en fecha 02.04.2012. Posteriormente fue prorrogada hasta el 22.04.2017.

Desde la finalización el trabajador interesó reingreso y la empresa (una entidad bancaria) le contestó que en esos momentos no había vacante.

El trabajador recurrió a los tribunales y se declaró su derecho a la reincorporación.

En fechas 18.05.2018 y 8 y 16 de abril de 2019 la empresa comunicó al trabajador la necesidad del
cumplimiento del fallo de la Sentencia y fijó fecha para su reincorporación.

El trabajador contestó en fechas 23.05.2018 y 25.04.2019 que se reincorporaría cuando la sentencia fuese firme.

En fecha 26.05.2020 la empresa remite burofax al trabajador comunicándole que procedería a reincorporarle en la categoría profesional Level E de IFI España, Grupo Profesional de Técnico Nivel VII el día 1 de junio de 2020.

Se le instaba a ponerse en contacto con su gestora de RRHH a fin de comunicarle una dirección en Madrid en la que puedieran ser remitidos los medios o equipos necesarios para el desempeño efectivo de sus funciones.

Se le informaba, así mismo, que el Banco había optado por continuar manteniendo el régimen de trabajo en remoto para parte de su plantilla, y que podría ser requerido para acudir de forma puntual a su puesto de trabajo sito en Madrid.

En la comunicación se le advertía que en caso de no ponerse en contacto con la gestora de RRHH y consecuentemente, no reincorporarse en la fecha indicada, se considerará que causa baja voluntaria en la entidad.

En fecha 28.05.2020 la gestora de RRHH le remite mail comunicándole que su reincorporación se produciría el día 01.06.2020 y se le instaba a que facilitase datos de dirección completa a los efectos de enviar material corporativo necesario para trabajo en remoto.

El trabajador respondió al email indicando lo siguiente:

Entiendo que el Banco tendrá algún protocolo de actuación en materia de teletrabajo (os ruego me lo hagáis llegar) pues el único del que tengo constancia, firmado con los sindicatos, no establece la necesidad de que tenga que teletrabajar desde el lugar en el que se ubica mi puesto de trabajo, sino que se puede teletrabajar desde mi domicilio, actualmente en EEUU como bien sabéis.

Entiendo que el email que me envías no tiene otra finalidad que la de tratar de forzar mi baja voluntaria y no cumplir la sentencia dictadas por el Juzgado de lo Social nº 8 de Madrid, pues cualquier actividad relacionada con mi trabajo puede, con los medios materiales existentes al día de hoy, y en una entidad como el Banco, hacerse de forma telemática.

Además, por lo que sé, la legislación española ha cambiado en los últimos tiempos a consecuencia del Covid 19
y que el artículo 5 RD Ley 8/2020 establece la posibilidad de tele trabajar con carácter preferente.

RRHH respondió al email del trabajador instándole a la reincoporación, pidiendo al trabajador una dirección en Madrid a la que enviarle los equipos necesarios para el teletrabajo y advirtiéndole que, en caso de no reincoporarse en la fecha indicada, constituiría una baja voluntaria.

La empresa argumentaba, entre otros puntos, que estaba intentando facilitarle la reincorporación dándole todas las facilidades posibles.

De hecho, señalaba la empresa, ya se le instó a reincorporarse en mayo de 2018 y en abril de 2019, negándose Usted a llevarlo a cabo.

Asimismo, en esta ocasión le hemos concedido una semana adicional para que pueda organizarse y desplazarse a donde está ubicado su centro de trabajo, en Madrid, tras comprobar que existen varios vuelos disponibles.

Finalmente, al no producirse la reincorporación, la empresa tramitó su baja en la SS por baja voluntaria.

La sentencia del TSJ

Tanto el JS como el TSJ declaran la improcedencia del despido. Únicamente, el TSJ estima en parte el recurso de la empresa en el sentido de fijar la indemnización en 23.569,65 euros, confirmando el resto de pronunciamientos.

Deja claro el TSJ que en este caso no puede entenderse que exista «dimisión» puesto que el trabajador no ha manifestado en ningún momento (ni  explícita ni tácitamente) su voluntad de dimitir.

Por el contrario, razona la sentencia, la empresa, conociendo que no existía una voluntad del demandante de extinguir su contrato de trabajo, y después de que éste remita un nuevo correo informando de que no ha recibido los equipos para trabajar en remoto, cursa la baja de éste en la Seguridad Social.

Esgrime la empresa como causa la «baja voluntaria del trabajador», cuando lo que realmente está efectuando es un despido tácito del mismo, lo que obligaba, al no haberse llevado a cabo el despido por los cauces formales legalmente previstos, a declarar la improcedencia del despido, con todas las consecuencias inherentes a tal declaración.

Recuerda el TSJ que para la dimisión se exige una voluntad del trabajador «clara, concreta, consciente, firme y terminante, reveladora de su propósito», y en caso de que sea tácita «ha de manifestarse por hechos concluyentes, es decir, que no dejen margen alguno para la duda razonable sobre su intención y alcance», algo que ha sucedido en ningún caso.

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos

x

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas, consideramos que aceptas el Uso de cookies