07 Jun
excedencia interés por mora

El Abogado General del TJUE se pronuncia sobre la discriminación retributiva por razón de sexo en torno al pago de dietas (pilotos vs. TCP)

El Abogado General del TJUE considera discriminatorio pagar más por dietas de manutención a los pilotos que a los TCP (en su mayoría mujeres). Ayer, 6 de junio de 2024, emitió sus conclusiones en el Asunto C‑314/23 sobre el pago de dietas en inferior importe al personal tripulante de cabina con respecto a los pilotos cuando esa desigualdad de trato deriva de la aplicación de dos convenios colectivos distintos negociados entre el empresario y sindicatos diferentes.

En concreto, se pronuncia el Abogado General a raíz de una cuestión prejudicial interpuesta por la Audiencia Nacional para dirimir lo siguiente (hay que recordar en todo caso que las conclusiones emitidas por los Abogados Generales no son vinculantes, por lo que habrá que esperar a la sentencia del TJUE):

¿Puede justificarse objetivamente, con arreglo a la Directiva 2006/54/CE, (2) que los miembros del personal de cabina de una compañía aérea perciban, para cubrir los gastos de manutención en los que incurren durante los desplazamientos profesionales unas dietas de una cuantía inferior a las que perciben los pilotos, cuando esa diferencia se deriva de la aplicación de 2 convenios colectivos?

La petición de decisión prejudicial, presentada por la AN, tiene por objeto la interpretación del artículo 14, apartado 1, letra c), de la Directiva 2006/54.

Discriminación retributiva (dietas). TJUE

En sus conclusiones, el Abogado General del TJUE señala lo siguiente:

«El artículo 14, apartado 1, letra c), de la Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación, debe interpretarse en el sentido de que se opone a una práctica en virtud de la cual una compañía aérea abona al colectivo de los tripulantes de cabina de pasajeros, mayoritariamente compuesto por mujeres, unas dietas, para afrontar los gastos de manutención durante sus desplazamientos profesionales, de una cuantía inferior a la de las dietas que se abonan por el mismo concepto al personal técnico de vuelo, mayoritariamente compuesto por hombres, cuando esa desigualdad de trato deriva de la aplicación de dos convenios colectivos distintos negociados entre el empresario y sindicatos diferentes.»

Si el empresario aportara pruebas precisas y convincentes de que la diferencia de trato se debe efectivamente a una finalidad legítima, y no a la diferencia de sexo, corresponderá al órgano jurisdiccional remitente apreciar si verdaderamente es así.

Ahora bien, advierte el Abogado General que «no basta con que el empresario haga referencia al hecho de que se llevaron a cabo dos negociaciones colectivas distintas; le corresponde probar concretamente que las prioridades de cada grupo eran diferentes, que se negociaron de forma real e independiente y que las partes negociaron efectivamente en atención a sus prioridades respectivas, insistiendo en ciertos aspectos y mostrándose flexibles en otros para lograr un acuerdo que tuviera en cuenta los intereses de ambas partes«.

 

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos