22 Ene
discriminación LGTBI

El Supremo ratifica la condena a un ayuntamiento por daños morales (discriminación retributiva de una trabajadora)

La primera sentencia dictada por el Tribunal Supremo en 2024 que analizamos en nuestro blog es esta sentencia sobre el abono de indemnización por daños morales en caso de existencia de discriminación retributiva (en una trabajadora de un ayuntamiento) (STS de 8 de enero de 2024).

El Tribunal Supremo ratifica lo sentenciado por el TSJ. De la vulneración del principio de igualdad y no discriminación retributiva apreciada (incumplimiento del principio «a igual trabajo, igual valor») derivó el reconocimiento por la Sala de suplicación de una indemnización por el daño ocasionado que fijó en 600 € , que ahora ratifica el TS.

Reitera el Supremo que » los daños morales resultan indisolublemente unidos a la vulneración del derecho fundamental».

El caso concreto enjuiciado

Se interpone recurso de casación por parte del ayuntamiento para que se dilucide si procede o no la condena a la indemnización por la vulneración del derecho a la igualdad retributiva apreciada por la sentencia recurrida.

La sentencia de suplicación ahora impugnada, dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 14 de enero de 2021 (rec. 2922/2020), estimó el recurso de tal naturaleza interpuesto por la parte demandante, revocó la sentencia dictada por el juzgado de lo social, que había desestimado la pretensión, y condenó a una indemnización por el daño causado.

Figura acreditado que la trabajadora prestaba servicios para el Ayuntamiento mediante un contrato que excluía la aplicación del convenio colectivo de dicha Corporación, obedeciendo su contratación a medidas de fomento del empleo reguladas por normativa específica.

Dicho convenio recogía un listado de las diferentes categorías de trabajadores, sin que contemplara la de trabajadora social (la ostentada por la trabajadora demandante), aunque sí la de «técnico medio base (contrat.) nivel laboral 2», a la que atribuía unos ingresos superiores a la categoría de la trabajadora y que la Sala de suplicación consideró asimilable.

De tales hechos y de la aplicación del principio «a igual trabajo igual retribución», e implícitamente «a trabajos de igual valor, igual retribución», concluye la sentencia que el Ayuntamiento demandado vulneró el derecho de igualdad retributiva y discriminó a la trabajadora en su salario.

El TS desestima el recurso interpuesto por el ayuntamiento.

«Recuerda» el TS que la doctrina jurisprudencial sostiene que «los daños morales resultan indisolublemente unidos a la vulneración del derecho fundamental» [por todas, sentencias del TS 273/2023, de 13 abril (rec. 217/2021); 294/2023 de 25 abril (rec. 334/2021); y 503/2023, de 11 julio (rec. 243/2021]».

En lo atinente a la cuestión indemnizatoria debatida en el actual litigio, la Sala de suplicación de forma expresa excluye el criterio de los salarios perdidos por inaplicación del Convenio Colectivo del Ayuntamiento empleador, más concretamente de las diferencias salariales que debieron ser abonadas y no lo fueron, dejando abierta la puerta a una eventual reclamación de las diferencias entre lo percibido y lo que debió percibirse.

Acoge en la forma referida el recurso de suplicación. Se infiere necesariamente que en los restantes parámetros indemnizatorios, coincidentes con los de la demanda, frente a los que nada había dicho ni opuesto en su escrito de impugnación la parte entonces recurrida.

Sin embargo, en fase de casación unificadora, el Consistorio retoma una línea de defensa que, insistimos, omitió de forma total en suplicación y que por tanto se revela ahora novedosa, sin tampoco discutir el quantum concreto que declara la sentencia recurrida, lo que necesariamente aboca al mantenimiento tanto de la decisión de acoger el concepto indemnizatorio como la de la cuantía declarada y no combatida. El iter revela que ninguna indefensión han podido provocar al recurrente dichos pronunciamientos.

La aplicación de los criterios jurisprudenciales expuestos y las consideraciones que se acaban de efectuar conducen de manera irremediable al fracaso del recurso articulado por el Ayuntamiento demandado, sin dejar de reiterar que conforme a la doctrina jurisprudencial de esta Sala establecida a partir de la regulación contenida en el art. 183 LRJS, los daños morales resultan indisolublemente unidos a la vulneración del derecho fundamental (entre las últimas resoluciones citadas, la STS IV de 11 de junio de 2023, rec. 243/2021).

Por: Estela Martín

Linkedin TopVoices España 2020. DirCom & RSC en ...

Buscar
Categorías
Loading

Llámanos